¿Por qué no? Brindan en tumba del cantinero que le servía a Hemingway

Es fin de semana y el fallecido cantinero de Hemingway lo sabe… Ahora que la cosa se relajó entre norteamericanos y cubanos, pues ya cualquier pretexto es buena para empinar el codo y así lo ven los cantineros de ambas naciones, quienes decidieron rendir homenaje al barman más famoso de toda Cuba: Constantino Ribalaigua, más conocido como Constante, quien falleció hace algunos añitos (1953) pero se le recuerda por poner la mesa para que el escritor Ernest Hemingway se pusiera hasta las manitas.

Es fin de semana y el fallecido cantinero de Hemingway lo sabe…

Ahora que la cosa se relajó entre norteamericanos y cubanos, pues ya cualquier pretexto es buena para empinar el codo y así lo ven los cantineros de ambas naciones, quienes decidieron rendir homenaje al barman más famoso de toda Cuba: Constantino Ribalaigua, más conocido como Constante, quien falleció hace algunos añitos (1953) pero se le recuerda por poner la mesa para que el escritor Ernest Hemingway se pusiera hasta las manitas.

El curioso evento, celebrado ayer en el Cementerio de Colón de La Habana, hizo que la tumba del buen Constante se convirtiera en una barra donde todo mundo brindó con daiquiris, cóctel creado en la isla desde fines del s.XIX, pero que ganó fama en el bar Floridita, propiedad del homenajeado.


brindis constante cuba

“Éste es un evento increíble, es muy importante para cualquier cantinero de cualquier parte del mundo poder estar aquí con la persona que inmortalizó el daiquiri y lo convirtió en uno de los más famosos cocteles de todo el mundo”.

Así que después de un minuto de silencio, los asistentes al evento remojaron el gaznate en memoria del catalán que –dicen- era un master en la preparación de daiquiris… y de paso celebraron la reanudación de las relaciones diplomáticas entre gringos y cubanos, lo cual permitirá que los gabachos sepan lo que es bueno y disfruten de la coctelería cubana, cuyo ingrediente principal es el ron.

Cabe destacar que todo lo anterior se enmarcar en los festejos por los 200 años del Floridita, bar favorito de Hemingway, quien se aventó 21 años de su vida en Cuba… Bueno, el bicentenario se cumple hasta el 2017, pues de una vez hay que empezarle.

“Son 200 años dentro de una ciudad que cumple 500 (en 2019), creo que llevamos tiempo acompañando a la ciudad”, apuntó Ariel Blanco, director general del bar donde se ve que el escritor se puso unas legendarias… dignas de una estatua.

brindis constante cuba hemingway1

Por si quieren ponerse hoy en estado Hemingway… pues para hacerlo como se debe acuérdense: al autor de El viejo y el mar le gustaba el daiquiri con doble ración de ron, jugo de toronja y sin azúcar… así, para que raspe. Ya para verse como intelectual de cantina pueden soltar el siguiente dato: Hemingway es uno de los escritores favoritos de Fidel Castro.

*Vía La Jornada


Comenta con tu cuenta de Facebook





Top Relacionadas
:)