No todos los héroes usan capa. Es hora de hablar de Robert Wright, la persona más increíble que conocerán en sus vidas. Los bardos escribirán canciones sobre él y sus épicas hazañas.

Eran las 2 de la mañana y Robert decidió que era hora de un bocadillo nocturno por lo que procedió a preparar unas poderosas costillitas de puerco.

Mientras estaba en su arte, BAM! un incendio comenzó en el departamento de a lado, la ventana estalló y había fuego por todos lados.

Robert corrió por sus hijos y los sacó del edifico en llamas. Una vez que estaban a salvo, recordó sus costillas y ya encarrerado el ratón…

Sí, regresó por su aperitivo y hasta dio una entrevista para la televisión en el lugar de los hechos:

Es usted el verdadero MVP.

Vía LostAtEMinor