Hemos hablado de las profesiones más populares, las que más ingresos generan pero, ¿qué es más importante, el dinero o el honor? Gallup, una empresa especializada en consultoría realizó una encuesta efectuada entre el 4 y 11 de diciembre, para descubrir cuáles son las profesiones más respetadas en Estados Unidos y estos fueron los resultados.
Los encuestados dieron el merecido primer lugar, a aquellas personas que se dedican a cuidarnos y muchas veces tienen que soportar una que otra grosería por parte de los pacientes, las y los enfermeros.
La ética de los militares, maestros y doctores, superó en más de un 40% a los abogados, publicistas y políticos estaduales.

 

Mientras que los cuidadores de niños, farmacéuticos, jueces y policías tuvieron un estándar de honestidad muy alto. ¿Habría pasado lo mismo en México?

Se consideró no incluir a los bomberos, sin embargo esta profesión salió exenta por ser altamente respetada debido a su labor en los ataques las torres gemelas.

 

Los mecánicos de auto, asistentes geriátricos, banqueros, y periodistas gráficos, están en la media regular, es decir, ni tan honrados, pero tampoco están considerados como corruptos. A comparación de los congresistas como vendedores de autos, congresistas y lobistas.

 

Hay que hacer una acotación especial con los sacerdotes, cuya profesión ha venido en decadencia, desde hace varias décadas. En 1985, el 67% de la población los consideraba éticos y honestos, sin embargo los escándalos de pederastia y abuso, los han puesto en un controvertido porcentaje; mientras que el 42% considera que tienen un nivel de ética alto, el 41% considera que su nivel es medio, un 13% de los encuestados, piensa que no es una profesión que sea honesta, ni ética.