Y antes de que empecemos a dividir opiniones con los clásicos de: “atchiaaaa pero si a la empresaaa no le cuesta nadaaa numaaa” o “asiii se ponen ellos a la hora de kobrar XD“, veamos cómo se dio este nuevo caso de errores en la etiqueta.

Resulta que, según Tribunaeste miércoles 7 de agosto, un chico en Ciudad Obregón se quiso pasar de gandalla expresó su inconformidad pues en una tienda de autoservicio no le quisieron respetar el precio exhibido de un celular que intentaba comprar. Tiiiiipico.

El precio que yo vi era de 4.99 pesos y 6.99 pesos entonces a mí se me hace injusto que ellos no me quieran aceptar ese precio porque ese es el que están marcando ellos, es el que están poniendo en estante“, comentó en un video para dicho medio.

Va el video:

Pero ojo, porque luego todo se tornó aún más manchado… porque cuando demostró las imágenes de los precios, vimos que en realidad, la falla había sido por los signos de puntuación, pues en lugar de separar los miles con una coma (,) lo hicieron con un punto (.). “Está muy mal acomodada, la coma debería estar al revés donde está el punto por eso yo vi ese defecto y quise aprovecharlo“, dijo…

Después de esto, al chico le ofrecieron el teléfono con un 30% de descuento por el error en la etiqueta, pero este no aceptó y pues… aquí estamos reportando desde el país de “AHHH SE EQUIVOCARON VAMOS A AGANDALLARNOS ALV PRROOOOOS“.

Bien dicen que el sentido común es el menos común de los sentidos, ¿o cómo era?