Existen muchas maneras de inmortalizar eventos históricos. Algunas personas realizan fiestas, otras guardan todos los documentos relacionados con el suceso y luego están quienes fabrican un teléfono Nokia personalizado que además, cuesta una fortuna.

Tras la primera reunión de Donald Trump y su amigazo Vladimir Putin en el Grupo de los 20 (G-20), una compañía rusa que se dedica a modificar celulares decidió que debía hacer una contribución conmemorativa. Por esa razón es que ahora, todos los fans del dúo dinámico pueden hacerse de su increíble Caviar Nokia 3310.

Caviar Nokia 3310

Con su lujoso diseño chapado en oro, acabados de titanio templado y una maravillosa insignia de los dos gobernantes, el cachivache es sin duda un artículo merecedor de pasar a la historia. Pero sólo aquellos con la billetera más generosa y los gustos más cuestionables podrán comprarlo, ya que su precio es de 2,500 dólares.

De acuerdo con lo que escribió el sitio oficial de Caviar Royal Gifts, la fabricación del teléfono tuvo como propósito mostrar el perfil de los presidentes, además de “simbolizar el deseo común del progreso con respecto a las relaciones entre Rusia y Estados Unidos”.

Eso y que querían reunir a las personas más agradables y amadas por todo el planeta, obviamente.

Ahora que existe este extraño teléfono, la única pregunta que llega a nuestra mente de manera inevitable es: ¿Quién lo va a comprar?