Foto: Captura de Twitter

Diversión celestial: Captan a sacerdote mientras le gana la risa en plena misa virtual

Un sacerdote fue captado en video cuando, de manera inesperada, le dio un ataque de risa en plena misa virtual. El momento sucedió en Brasil.

La pandemia nos obligó a modificar la manera en que hacíamos cosas de la vida cotidiana, de manera que varias de nuestras actividades se hacen ahora virtualmente. Lo más común son las clases en línea y el mismo camino lo siguen algunas iglesias con sus sacerdotes. 

Y si en este periodo de cuarentena las clases virtuales nos han dejado momentos muy peculiares que se viralizan, las misas en línea también correrían con la misma suerte. Así sucedió en Brasil, en un gracioso momento que tuvo como protagonista a un cura.

Foto: Captura de Twitter

Sacerdote oficia una misa virtual

En medio de momentos tan complicados como los que vivimos ahora, a todos nos viene bien una carcajada. No importa si es espontánea, una buena risa es la mejor medicina. Si no lo creen, tal vez la historia de este sacerdote los haga cambiar de opinión.

Desde Brasil, se comenzó a viralizar un video en el que el cura de una iglesia estaba llevando a cabo una misa virtual. Y todo transcurría normal: él estaba realizando la ceremonia de eucaristía, con todo y un músico quien estaba tocando una pieza acústica para amenizar la ceremonia. Entonces, pasó algo bastante peculiar.

Foto: Captura de Twitter

También puedes leer: WTF¡? SACERDOTE ES DESCUBIERTO HACIENDO UN TRÍO SEXUAL EN EL ALTAR DE UNA IGLESIA

Le ganó la risa en plena eucaristía

El sacerdote, identificado como Fabricio Rodrigues, estaba preparando el vino y las ostias como comúnmente se hace en la ceremonia de eucaristía de la iglesia católica. A la par que él preparaba las cosas, el músico que lo acompañaba realizaba un cántico tradicional de misa con su guitarra.

Pero a mitad de la canción, una de las cuerdas del instrumento se rompió inesperadamente. El músico continuó haciendo lo suyo a capella, pero el sacerdote no resistió y le ganó la risa ante el espontáneo tropezón de su compañero. Y vaya que le causó bastante gracia porque cuando intentó tomar el vino, aún se veía una sonrisa bien marcada en su cara.

Acá te dejamos el video y recuerda que una buena risa siempre nos vendrá muy bien hasta en las situaciones menos esperadas, justo como le ocurrió al padre Fabricio.

 

 

Top Relacionadas