Foto por Larry Peplin

Piu Piu: Sacerdote dispara agua bendita para protegerse del coronavirus (ya hay memes)

Lejos de disminuirse, los tiempos complicados que vivimos han resultado en un impulso de fe para todos los creyentes. Por lo mismo, los padres se la han tenido que ingeniar de una u otra forma para dar misa o llevar a cabo tradiciones. Ahora, les presentamos el caso de un sacerdote que si bien es funcional, ha causado un poco de humor en el bello Internet.

La historia es protagonizada por Tim Pelc, un sacerdote de Detroit, Estados Unidos, quien para rociar agua bendita a los seguidores de su iglesia manteniendo la sana distancia, decidió utilizar una pistola de agua.

Foto por Larry Peplin

A Pelc lo podemos ver portando una túnica clásica, con el Libro de las Bendiciones en mano, unos guantes y un cubrebocas y careta protectores para salvaguardar su seguridad. Sin embargo, también lo vemos portando una pistola de juguete que no duda en usar.

Para convertirse en la absoluta envidia de todos los niños, Pelc no tiene una ni dos, sino tres diferentes pistolas de agua para presumir. Una azul con blanco, una blanco con azul, y la favorita –porque se ve que tiene más potencia–, una verde con naranja.

Foto por Larry Peplin

También puedes leer: JAJAJA: SACERDOTE TRANSMITE MISA Y ACTIVA LOS FILTROS DE FACEBOOK POR ACCIDENTE 😂

“Adaptándose a la necesidad de distanciamiento social, la parroquia de San Ambrosio continuó con su tradición de bendición de canastas de comida de Pascua, al estilo de auto servicio. Sí, eses es el padre Tim usando una pistola de agua llena de agua bendita”se lee en la publicación de la parroquia en Facebook.

La publicación esta inundada de buenos comentarios enfatizando su creatividad y sus ganas de servir a la comunidad. Pero claro, por otro lado, el Internet jamás perdonaría una situación así para hacer memes. Por eso, aquí les vamos a dejar los mejores que nos hemos encontrado. Nuestro favorito: Sacerdote + Pulp Fiction.

Como Pelc, cientos de sacerdotes se las han ingeniado de una u otra forma para dar misa. Algunos lo hacer recurriendo a las selfies de sus seguidores para dar misas privadas, otros recurren a las redes sociales (como el caso del sacerdote que se le prenden los filtros de Instagram) y otros recurren a las altura para bendecir desde un helicóptero.