La ciencia dice que los océanos podrían ser restaurados para el 2050

No está todo perdido. Un estudio internacional dirigido por investigadores de la Universidad de la ciencia y Tecnología de King Abdullah (KAUST) en Arabia Saudita, afirma que a pesar de que los océanos del mundo han sido utilizado como vertedero de humanos durante décadas, los mares han demostrado cierta resistencia y una respuesta positiva a los programas sustentables que ayudan a la conservación de los ecosistemas marinos, sugiriendo que se puede aprovechar esta capacidad de recuperación, para llevarlos a su restauración en menos de tres décadas.

El estudio publicado en abril del 2020 en la revista de rigor científico, ‘Nature’,  establece una ruta esencial de las acciones necesarias durante los próximos 30 años, alineándose con la Agenda de Desarrollo Sustentable de la Organización de Naciones Unidas para el 2030.  El proyecto reúne a algunos de los principales expertos marinos del mundo, trabajando en 10 países y 16 universidades para tratar de restaurar el ecosistema.

Según la ciencia, los océanos podrían ser restaurados para el 2050

Pinterest

“Estamos en un punto en el que podemos elegir entre un legado de un océano resistente y vibrante, o un océano irreversiblemente perturbado”, dijo Carlos Duarte, profesor de ciencias marinas y presidente de ecología marina en el Centro de Investigación del Mar Rojo. “Nuestro estudio documenta la recuperación de poblaciones marinas, hábitats y ecosistemas después de intervenciones de conservación anteriores. Proporciona recomendaciones específicas basadas en evidencia para escalar soluciones probadas a nivel mundial”.

Aunque los humanos tuvieron un gran impacto en la vida marina , los investigadores encontraron evidencia de una notable capacidad de recuperación. En particular, los científicos describen un cambio emergente en los últimos años, desde extinciones de especies a lo largo del siglo XX hasta una desaceleración , y en algunos casos, la recuperación, durante las primeras dos décadas del siglo XXI.

Según la ciencia, los océanos podrían ser restaurados para el 2050

Flipboard

La evidencia, destaca que la abundancia de vida marina puede restaurarse si se implementan las políticas adecuadas, permitiendo una economía oceánica más sostenible. Las ballenas jorobadas son un ejemplo particularmente bueno. Estado al borde de la extinción en los años 70’s, el número de mamíferos se duplicó  la partir de la década de 1980, gracias a programas de conservación, mientras que ahora están en camino de aproximarse por completo a  números preindustriales.

Al estudiar el impacto de las intervenciones de conservación del océano y las tendencias de recuperación anteriormente exitosas, los investigadores identificaron nueve componentes integrales para la reconstrucción de la vida marina: marismas, manglares, pastos marinos, arrecifes de coral, algas marinas, arrecifes de ostras, pesquerías, megafauna y las profundidades marinas.

Según la ciencia, los océanos podrían ser restaurados para el 2050

Facebok

Sin embargo, para lograrlo, se requiere de la participación conjunta de todos los ámbitos, así como la continuidad y preservación de programas, a lo que llaman “Cuña de recuperación”, tal es el caso  la protección de especies, recolección inteligente y restauración de hábitats, así como el establecimiento y mantenimiento de zonas protegidas dentro de los océanos.

Pero, también existen desafíos tangibles que no serán fáciles de vencer, tal como reducción de la contaminación de los océanos y la mitigación del cambio climático.Si no abordamos el cambio climático y aumentamos la ambición y la inmediatez de estos esfuerzos, corremos el riesgo de desperdiciar nuestros esfuerzos“, señala el profesor Duarte, añadiendo que “También debemos acercarnos a reducir la presión sobre las poblaciones de peces y abordar los elementos de contaminación, como la basura plástica“.

Según la ciencia, los océanos podrían ser restaurados para el 2050

Amazon

La investigación se muestra positiva respecto a los resultados en un futuro a mediano y largo plazo, concluyendo que la recuperación de los océanos para el 2050, representa un desafío factible para la humanidad, una obligación ética, así como un objetivo económico inteligente para lograr un ecosistema sostenible que necesita de la colaboración de todos.