Y en la nota idiota del día… Parece que un miembro de la seguridad del aeropuerto de Dublin le puso mucha atención a ese magnífico documental llamado “Mi Villano Favorito”, por lo que al detectar que un niño llevaba consigo la letal arma conocida como “Fart gun”, procedió a decomisarla…

Aunque la “pistola lanza pedos” era una réplica de la que en el citado filme utilizan los Minions, las autoridades del aeropuerto irlandés consideraron que el juguete de plástico azul entraba en la lista de objetos prohibidos, ya que representaba una amenaza para la seguridad de los pasajeros y tripulación…

Quizás por la incomodidad que pudiera causar, ya que aunque el “original” lanza gases asquerosamente apestosos, la imitación sólo emite los incómodos sonidos. El hecho fue dado a conocer vía Twitter por una amiga de la familia a la que pertenece el niño despojado de su juguete.

Al respecto, un vocero de seguridad del aeropuerto comentó que ni las pistolitas que disparan sonidos de pedos tendrán tolerancia por parte de las autoridades: “armas de juguete y réplicas de armas están en la lista de objetos prohibidos y aconsejamos a las personas a tener eso en consideración cuando viajan. No somos los que hacemos las reglas, pero las aplicamos con firmeza”.

El juguete va a quedar en resguardo de las autoridades de seguridad en Dublín, hasta que la familia del menor regrese de su viaje y lo reclame, agregó el portavoz. Luego seguramente los trámites burocráticos, papeleo… serán tooodo uno de “esos” que lanza la pistola de la discordia.

*Vía The Independent