Anteriormente, hicimos un top 5 que incluía a algunos de los peores seres humanos que este mundo ha podido ver en la historia, y como lo prometido es deuda, pensamos que para hoy podíamos continuar con el conteo.

Bueno, ya mencionamos a Elizabeth Bathory, Nerón, Josef Mengele, Kim Il Sung y al señor Maximilien Robespierre

; pero estos personajes no abarcan absolutamente todo lo que se puede definir en cuanto a crueldad en la historia de la humanidad.

Leímos un poco de lo que ustedes opinaron en la primera publicación y decidimos tomar sus propuestas para complementar esta segunda lista. Les recordamos una vez más que, en caso de que tengan alguna sugerencia para una posible tercera parte, siempre es bienvenida.

Esperamos que ya se hayan puesto cómodos, ¡porque vamos a comenzar con la segunda parte de nuestra lista!

Gilles de Rais: Barba Azul

gilles-rais-barba-azul

Con apenas 20 años de edad, Gilles de Laval, barón de Rais, era ya un elegante joven que había recibido formación intelectual y militar que lo llevó a tomar lugar al lado de Juana de Arco como primer teniente a favor del Rey Carlos VII.

Su vida transcurrió de manera normal por unos años, hasta que Juana de Arco fue capturada. El joven Mariscal trató de salvarla con una obstinación obsesiva, pero todo fue en vano, porque finalmente, ella fue quemada en la hoguera.

El fuerte shock que recibió tras haber perdido a la mujer que tanto idolatró en secreto, causó que Gilles iniciara una carrera de crímenes y sacrilegios contra la iglesia, al tratar de desafiar a Dios por haber permitido que Juana muriera de una manera tan cruel.

Tras haber asesinado y desmembrado a su primer víctima para hacer un pacto con el diablo, descubrió que sentía una fuerte pasión por la tortura, la violación y el asesinato de niños. Este personaje sentía una predilección malsana por los infantes y adolescentes, hasta el punto en que se atribuyó la muerte de 200 de ellos.

Fue hasta el 13 de septiembre de 1440, después de una exhaustiva investigación,  que por fin pusieron un alto a las mórbidas masacres causadas por Gilles. Al amanecer del 26 de octubre fue colgado junto a sus cómplices.

Shiro Ishii

shiro-ishii

Este hombre fue un microbiólogo y teniente general de la Unidad 731, un equipo biológico de guerra del Ejército Imperial Japonés durante la Segunda Guerra Sino-japonesa. Mandó a construir un enorme complejo -de más de 150 edificios- en las afueras de la ciudad de Harbin, China, para ahí liderar una serie de horrendos experimentos.

Entre algunas de las numerosas atrocidades cometidas por Ishii y los que se encontraban bajo su mando en la unidad, se incluyen: la disección de personas vivas (incluyendo mujeres embarazadas por los propios médicos), extremidades amputadas a presos que se volvían a colocar en otras partes de su cuerpo, miembros de algunos presos congelados y descongelados para estudiar la gangrena producida; sin mencionar las pruebas de armas realizadas en sus prisioneros.

También estudió los efectos de las enfermedades venéreas en sus víctimas.

Cabe mencionar que tuvo muchísima suerte, porque al final de la guerra, se le concedió inmunidad por las autoridades, y por eso nunca fue juzgado ni fue a prisión. Murió a los 67 años de cáncer de garganta.

Pol Pot

pol-pot

Su nombre real era Saloth Sar, y fue un revolucionario y dictador comunista de Camboya. Un hombre procedente de una familia campesina, que incluso fue monje en un templo budista por un tiempo. Durante la Segunda Guerra Mundial, se unió a las fuerzas de Ho Chi Minh que luchaban contra la dominación colonial francesa en Indochina, y contra la ocupación japonesa.

Después de la guerra, ingresó al Partido Comunista de Camboya y llegó al poder en 1976. Durante los tres años del régimen de los jemeres rojos, Pol Pot ejerció una dictadura maoísta a ultranza, dispuesta a exterminar todo rastro de burguesía, clases medias, intelectuales, disidentes, vida urbana e influencia occidental.

Para lograr su objetivo, impuso trabajos forzados, campos de concentración, torturas y asesinatos en masa, que provocaron más de un millón de muertos. De hecho, casi dos millones, si se cuentan los efectos del hambre que también causó su régimen.

Su reinado de terror terminó cuando fue derrocado por una intervención militar del vecino Vietnam. Entonces, este hombre se refugió en la jungla, encabezando nuevamente la guerrilla jemer e imponiéndose de manera sangrienta a cuantos intentaban disputar el mando. En 1998, murió de un ataque al corazón después de que fue acorralado por la presión militar del gobierno camboyano y el ejército tailandés.

Vlad Tepes

vlad-tepes

El Drácula real fue muy diferente a lo que nos muestran las películas. De hecho, se trataba de un hombre sádico, conocido como Vlad III, Vlad Dracul o Vlad Tepes “el empalador”.

Tenía el título de Señor Feudal de los Cárpatos y fue príncipe de Valaquia, un territorio de la actual Rumania, que vivió en el siglo XV. Mientras vivió, se dedicó a aterrorizar a sus súbditos con asesinatos en masa.

Se cree que liquidó a más de 100,000 personas, que era aproximadamente el 20 por ciento de la población local. También dicen que solía disfrutar asistiendo a muertes lentas que incluían torturas, descuartizaciones y sobre todo empalamientos; de ahí viene su siniestro apodo.

En 1476, murió asesinado en una emboscada, probablemente por sus propios soldados, que entregaron su cabeza a los turcos. El trofeo fue colgado de una estaca en el centro de Estambul

Un tirano y un guerrero cruel, pero no un vampiro como los conocidos en la cultura popular.

Talat Pashá

talat-pasha

Él fue el Gran Visir del Sultán en el Imperio Otomano de 1917 a 1918. Desde 1915, ya estaba demostrando que era una persona vil,  porque declaró una orden para eliminar a toda la raza armenia.

Bajó su mando, mucha gente fue azotada, torturada y asesinada. Talat se aseguró de que los armenios fueran llevados a campos de concentración. También ordenó que fueran sometidos a humillantes marchas, donde los desnudaban y se encargaban no pudieran comer.

En caso de que no fueran capaces soportar cualquier carga, los prisioneros eran ejecutados.

Bajo su mando, decenas de miles de personas fueron quemadas, envenenadas, desmembradas, crucificadas y hervidas.

La vida de Talat fue terminada por un escuadrón armenio de asesinos en 1921. Pero para ese momento, 1.5 millones de personas en Armenia habían muerto.

Para despedirnos, les recordamos una vez más que pueden seguir sugiriendo algunos candidatos; ya saben, en caso de que se haga una tercera parte de esta lista. También pueden decirnos si les gustó o no. ¡Cualquier crítica constructiva es aceptada!

risa-maligna-ursula