Mientras buscábamos videos sobre cómo pelar una naranja, nos encontramos con las siguientes imágenes que han sido aplaudidas por muchos morbosos, pero también harto criticadas… pues porque hay de todo en este mundo.

En una más de esas historias de amor que no tienen buen final, un hombre que (según él) salía a rifarse como los grandes para que su esposa no tuviera carencias, recibió senda decepción cuando, al estar de metiche en el teléfono de la susodicha, descubrió que ésta se mensajeaba candentemente no con uno, dos, tres, cuatro… sino siete sujetos, con los que además de intercambiarse cariñitos, también le hacía a lo que la chaviza denomina como sexting.

En fin, el caso es que a final de cuentas el cornudo virtual decidió castigar la ofensa de su amada con algo más que el látigo de su desprecio: humillarla en vía pública (ni tan pública, porque hasta eso estaba vacía), haciéndola caminar desnuda frente a todo mundo. Así,  sin necesidad de golpes ni nada (al menos no grabados): sólo con el poder de su guapachoso acento. Ahhh sí, esta nada amorosa historia ocurrió en Nueva York.

Así que ustedes al ver esto:

a) Se les hace gorda

b) Se indignan (porque dura muy poco el video)

c) Desean encontrarse a un hombre así de macho (ahí ustedes sabrán para qué)

d) Necesitan ver el material que la chava compartía con los Sanchos, para emitir un veredicto

e) Se indigan en serio, porque eso no se le hace a una dama

*Vía BroBible