Si algo nos enseñó Greta Thunberg durante esta década, es que nadie es tan pequeño para lograr un gran cambio en el mundo. Afortunadamente, al parecer la joven sueca no es la única que ha salido a las calles a poner su granito de arena, pues también a esa lista de jóvenes promesas del mundo se ha sumado Simón, un niño de seis años que ha creado una campaña contra la pirotécnica para ayudar en estas fechas a uno de sus amiguitos con autismo, además de proteger a las mascotas. AAAW.

Foto: Infobae

Con la ayuda de su mamá, este pequeño héroe hizo cientos de fotocopias con el siguiente mensaje escrito “No a la pirotecnia, por mi amigo Vico y las mascotas“, y después salió a repartirlos a las calles de Río Negro, en Argentina, todo con la finalidad de pedirle a las personas que en estas fechas no quemen pirotécnica, ya que además de afectar a las personas con autismo, también le hacen daños a las mascotas y a personas con problemas cardiacos.

Foto: Infobae

De acuerdo con Infobae, en una entrevista la madre del pequeño mencionó que la preocupación de Simón por la pirotécnica surgió luego de que viera un video en Facebook, donde a varias personas que están a prueba de ruidos intensos, les muestran cómo es que los perros escuchan las detonaciones de pirotecnia, recordándoles que ellos escuchan tres veces más que nosotros y los estruendos pueden ser demasiados para su sistema nervioso. Acá pueden verlo:

“Él pensó en su amiguito Vico, que es sensible a los sonidos fuertes, y ver el video le hizo entender lo que pasan los animales y él tiene una perrita, Brownie, a la que cuida mucho”, mencionó la madre del niño al portal.

Simón no lo sabe, pero su acción se viralizó por todo el mundo gracias a las redes sociales, en donde han aplaudido la iniciativa de este pequeño al querer proteger a sus mascotas y a su amigo del Jardín de Niños, aún cuando no sabe con certeza lo que es el autismo ni cómo afectan los juegos pirotécnicos a las personas con este trastorno.

Foto: Infobae

Él no sabe de qué se trata el autismo en sí ni que algunas personas están enfermas, pero sabe que hay quienes sufren por esos sonidos. Lo entiende con la inocencia de un niño y creo que por eso sorprende tanto lo que hace, porque quiere volver a salir a repartir volantes” dijo la orgullosa mamá.

Aunque el pequeño ya repartió varios volantes a personas, vecinos y hasta en negocios, sigue con la idea de salir en los próximos días a difundir aún más, ya que quiere que todas las personas sepan que el uso de pirotécnica en estas fechas puede ser perjudicial para muchas personas. ¡No todos los héroes usan capa! 

Foto: Especial