Hace poco más de un mes, un video se hizo viral porque mostraba a un sujeto que intentaba robarse un cajero automático completo. En este se podía ver cómo el misterioso hombre arrastraba la máquina junto a un autobús y le pedía al conductor que le ayudara a subirlo, pero su plan fallaba miserablemente cuando lo dejaban ahí plantado.

“¡Pudimos haber compartido!”

¿Quién en su sano juicio trataría de hacer algo así? La respuesta es sencilla: nadie. Aunque no nos sorprende que alguien haya intentado una cosa similar en el pasado, lo cierto es que todo se trataba de una broma elaborada para probar hasta dónde llegaba la moral de la gente. Ya saben, sólo para ver quién estaría dispuesto a ganarse un pase a prisión a cambió de dinero fácil.

La peculiar travesura fue una idea del comediante Farius Kinney, quien tiene más de 3 mil seguidores en su cuenta de Twitter. Él y uno de sus amigos decidieron montar el acto en las calles de Nueva Jersey, para después grabarlo y ver cómo reaccionaba la gente. Y a pesar de que nadie se prestó a cooperar con su “fechoría”, este clip por sí solo consiguió más de 1.8 millones de visualizaciones.

“¡Vamos, dividiré la ganancia contigo!”, dijo Kinney al conductor del autobús cuando este le abrió la puerta, momentos antes de que lo dejaran solo. “¡Podríamos haber ganado dinero juntos!”

Realmente no hay mucho que decir una vez que se conoce la historia detrás del video. El sujeto adora la comedia y vio un cajero abandonado junto a una barbería, así que puso a trabajar su mente, ejecutó la broma y dejó que la gente de internet pusiera nombre a lo que había visto. Tal vez no sea el momento viral del día, pero sin duda es interesante de ver.