A veces cuando uno pierde el camino necesita toparse con gente que lo motive y lo inspire a querer mejorar como persona. Es por eso, probablemente, que los oradores o coaches motivacionales tienen tanto éxito, pues quienes los conocen tienen en mente seguir su ejemplo, dejar malos hábitos atrás y después inspirar a más gente a hacer lo mismo (o al menos intentarlo).

Claro que en la vida (en general) hay gente que realiza esta actividad de una manera sorprendente, tanto que logra tocar las fibras más sensibles en la gente. Sin embargo, tampoco es una mentira decir que hay otros sujetos que utilizan este tipo de estrategias para timar a las personas o bien, que no son precisamente un ejemplo a seguir, tal y como el tipo del que les vamos a hablar hoy, quien llegó con varias copitas de más a dar una conferencia sobre adicciones. WTFFF?!

Esto ocurrió en Argentina, en la Escuela de Capacitación Judicial. Un hombre llamado José Antonio Gómez Di Vicenzo, quien se dedica a coordinar políticas relacionadas a las adicciones en dicho país, daría una plática llamada “Aspectos sociales y psicológicos del consumo de sustancias psicoactivas y problemáticas de consumo” a principios de agosto. Sin embargo, las personas presentes comenzaron a abuchearlo, pues el orador llegó casi hasta las chanclas y oliendo a mucho alcohol. 

Foto: Especial

De acuerdo con portales como La República, varios integrantes de dicha escuela comenzaron a quejarse acerca de la situación, por lo que el director de la institución decidió suspender el curso y denunciar a Gómez ante las autoridades locales, quienes lo sancionarán como marca la ley, tanto por llegar ebrio a trabajar como para ver si realmente están en buenas manos las políticas de adicciones en Argentina.

Ahora sí que de haber sabido, este hombre pudo haber ocupado el “Si ya saben cómo me pongo, ¿para qué me invitan?”. O ya de mínimo tratar de dar el ejemplo a los demás, ¿a poco no? 😐

Foto: Especial