Aunque al principio se pensó que la caída del modelo brasileño Tales Cotta (cuyo nombre original es Tales Soares) era un simple tropiezo, rápidamente los presentes en una de las pasarelas de la Semana de la Moda de São Paulo se dieron cuenta que algo no estaba bien. Al final, Tales Cotta murió camino al hospital.

Lo impresionante del hecho es que quedó completamente grabado en imágenes, las cuales se han difundido por las redes sociales. Tales Cotta caminó normalmente por toda la pasarela, sin embargo, de regreso tropezó y cayó, permaneciendo en el suelo. “Él fue atendido prontamente por el equipo de socorristas del evento y enseguida llevado al hospital, pero no resistió. Lamentamos esta fatalidad y presentamos nuestras sinceras condolencias a la familia de Tales”, se informó en la cuenta Twitter de la Semana de la Moda de São Paulo.

Como era de esperarse, las personas en internet sacaron a relucir que saben de casi todos los temas, señalando que la muerte del chico de 26 años se debió a las duras dietas que siguen los modelos. También sacaron a cuenta que pudo ser resultados del consumo de drogas… y bueno, un listado basado en nada de pruebas.

Al respecto la agencia para la que trabajaba Tales Cotta (Base MGT) señaló que el modelo nunca presentó o se quejó de problemas de salud. Por su parte, la familia del fallecido también señaló que Tales se encontraba en perfecto estado de salud. “Era un chico que hacía crossfit, yoga, meditaba, tenía una alimentación súper saludable y no usaba drogas. Entonces, es difícil de entender”, comentó para Globo Notícias Alexandra Soares, hermana del modelo.

Horas antes de su muerte, Tales Cotta publicó esta foto en su cuenta Instagram.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Tales Cotta (@tales.cotta) el

Pese a la muerte del modelo, la organización de la Semana de la Moda de São Paulo decidió continuar con éste… algo que fue blanco de críticas. De acuerdo con Aristegui Noticias, las marcas, directores de desfiles, estilistas y modelos tuvieron la opción de cancelar su participación en lo que restaba del evento, pero todos decidieron seguir y solo se guardó un minuto de silencio en memoria de Tales Cotta antes de cada uno de los desfiles que siguieron.