El tiburón blanco es una criatura admirada y temida al mismo tiempo, ya que por muchos años se ha considerado como uno de los depredadores marinos más grandes y poderosos. Tanto la televisión como el cine nos han mostrado imágenes increíbles de ellos, pero ¿será que ya hemos visto todo?

Como podrán imaginarse, la respuesta es no, porque siempre hay algo nuevo que aprender de cada especie animal del planeta. Con esto en mente, un grupo de investigadores colocó cámaras especiales en la aleta de ocho tiburones, de modo pudieran documentar su estilo de vida y, al mismo tiempo, conocer el océano desde su perspectiva.

Obviamente, lograr tal hazaña no es cosa sencilla. Según lo que dijo Oliver Jewell, de la Universidad de Murdoch, es que resulta muy complicado acercarse a los animales del mar, sobre todo cuando estas habitan en las profundidades. Por eso, tanto él como sus colegas viajaron a Sudáfrica, donde se sabe que los tiburones poseen una forma muy peculiar de cazar focas.

Esta es la primera ocasión en que se se observa a un espécimen de tiburón blanco cazando entre las algas. Puede que no parezca gran cosa, pero los expertos opinan de forma diferente, ya que los especímenes de esa zona no siguen las mismas reglas de cacería habituales. De hecho, en vez de atacar en la superficie marina y a la luz del día, buscan a sus presas justo en sus colonias.

Según la publicación de Biology Letters, la ciencia opina que es una oportunidad perfecta para responder algunas incógnitas acerca de la especie y sus hábitos alimenticios. Una de las más importantes busca entender cómo los tiburones saben que, cuando están en sus colonias, las focas exhiben niveles más bajos de cortisol, la hormona del estrés.

Tiburón blanco con un cámara

Fotografía de Anna Phillips//Marine Dynamics

“La película que recogimos nos da una nueva perspectiva sobre esta especie”, dice un fragmento del estudio. “Podemos ver cómo interactúan con su entorno en tiempo real, y son capaces de hacer giros de 180 grados en el bosque de algas. En el pasado tendríamos que adivinar. Poder ver lo que hacen estos peces en este hábitat ayuda a traer otra capa de comprensión al comportamiento de estos gigantes del océano”.

No nos cabe la menor duda de que el océano y sus profundidades todavía tienen mucho por enseñarnos. Ojalá pudiéramos ver más videos como este, de modo que podamos conocer más acerca de estas majestuosas criaturas.