En agosto del 2015, dos hombres, un alemán y un polaco, informaron que habían encontrado un túnel en la ciudad de Walbrzych que llevaba a un antiguo tren militar, que se dice guarda armas, oro y joyas que los nazis incautaron en Varsovia en 1945.

Ahora, después de varios meses de misterio y especulaciones sobre la existencia del tren, la pareja de cazatesoros ha comenzado con las excavaciones para encontrarlo. Así lo informó

Andrzej Gaik, el portavoz de Koper y Richter.

Después de revelar que conocían el paradero del misterioso tren fantasma, los cazatesoros negociaron con las autoridades polacas que de encontrar el cargamento, recibirían un 10% del valor del oro que contenga. El gobierno de Polonia aceptó y desde entonces se inició un trabajo de exploración en el que participaron científicos locales, expertos en minería.

tren-oro-nazi-1

La noticia causó gran impacto en tierras polacas, tanto que las autoridades tuvieron que proteger la zona de curiosos que querían comprobar que la existencia del tren, además de asegurarse de que no hubiera minas de la Segunda Guerra Mundial enterradas.

Hasta ahora no se ha comprobado al cien por ciento la existencia de dicho tren, lo único que se tiene es la palabra de estos cazatesoros, de acuerdo con su portavoz, obtuvieron la ubicación del tren gracias a la confesión de un soldado nazi moribundo.