Si tuviste algunos de estos iPhones, Apple te puede deber $25 dólares…

Hace algunos años –y como lo sospechábamos todos– Apple admitió que intencionalmente alentaba sus celulares de modelos anteriores para obligar a sus consumidores a comprar uno nuevo (aunque dicen que esto último no era la finalidad ¬¬). Una maniobrita bastante baja, si nos preguntan. Pues las consecuencias ya llegaron a las puertas del imperio de Steve Jobs… Ahora, gracias a un acuerdo de conciliación en una demanda colectiva, la compañía tendría que pagar hasta de $500 millones de dólares por hacerlo.

Fue en el 2017 que este asunto salió a la luz por primera vez después de que durante años los usuarios de Apple informaron que experimentaron velocidades de procesador más lentas relacionadas con baterías de baja capacidad, y no actualizaciones de software como la compañía había hecho creer a sus clientes. Como resultado, según la demanda, muchos clientes compraron iPhones completamente nuevos en lugar de simplemente reemplazar su batería a un costo mucho menor.

En un ir y venir de negociaciones, ambas partes (demandantes vs. Apple) lograron llegar a un acuerdo. Si es aprobado por el Juez de distrito de los Estados Unidos, Edward J. el tres de abril, Apple se verá obligado a pagar cuando menos $310 millones de dólares en multas. Cada miembro demandante recibiría entre $1,500 y $3,500 dólares, según Verge.

Ahora sí, aquí viene la parte que te interesa. Parte del acuerdo al que llegaron, fue que Apple tenga que de alguna manera recompensar a todos sus clientes afectados. A cualquiera que haya tenido uno de los siguientes modelos de iPhone anteriores afectados: iPhone 6, iPhone 6 Plus, iPhone 6s Plus, iPhone 7, iPhone 7 Plus o iPhone SE, que ejecutaba iOS 10.2.1 o después, le tendrían que pagar $25 dólares por los daños. Sin embargo, los montos de los pagos individuales dependen de cuántas personas presenten un reclamo. Si suficientes personas presentan un reclamo, es decir, si su total combinado supera los $500 millones, entonces esa cantidad de $25 probablemente se reducirá.

Considerando que cualquiera de los teléfonos mencionados anteriormente nunca tuvieron un precio menor a los $300 dólares, este no fue para nada un mal negocio para Apple. Y aunque esto provocó enojo por parte de usuarios que decidieron migrar a otras marcas, su participación en el mercado no ha bajado desde entonces a pesar de que el marcado cada vez se divide más con la alza en compañías como Huawei y Lenovo. Todo indica que Apple tiene una base de consumidores realmente fiel alrededor del mundo.