Un experimento reubica a los países en proporción a su población y extensión territorial

El  último lustro ha sido marcado por las grandes movilizaciones migratorias, pero  si bien es cierto que las personas escapan de la represión, el hambre y la falta de oportunidades, también lo es que un factor determinante es la sobrepoblación. Por ello, a los amigos de ‘Strange Maps’ y ‘Big Think’, se les ocurrió hacer un experimento donde reorganizan los países del mundo, en proporción a su población y extensión territorial. Es decir, si el  planeta fuera un rompecabezas, reubicarían las naciones con mayor densidad a regiones con mayor territorio.

De tal manera, que con más de un millón 400 mil habitantes en 2019, China, el país más poblado, ocuparía la extensión perteneciente a Rusia, la nación con mayor territorio en el planeta, donde los chinos no solo ocuparían el lugar de los tigres siberianos, sino también, llegarían a habitar cada metro cuadrado de Siberia despoblada. Mientras que Rusia, por una jugarreta de la ida, seria relegada a una de las provincias de la Unión Soviética: Kazajistán.

Un experimento reubica a los países en proporción a su población y extensión territorial

Strange Maps

Por otro lado, ¡Preparen las maletas! Que de acuerdo con este mundo paralelo, los mexicanos, con toda y la elegancia, nos mudaríamos hacia Francia. Estimaciones del INEGI, calculan que en el primer trimestre del 2020, el número de habitantes en la República Méxicana, supera los de 127 millones, siguiendo con la lógica de este planeta utópico, para bien o para mal, colindaríamos con Colombia, Irán, Mozambique, Bélgica, Myanmar y el Reino Unido.

Aunque esto probablemente cambiaría las cosas dramáticamente para Europa Occidental, la regla no se aplicaría para todas las naciones del mundo. Estados Unidos, no tendría que intercambiar su población con otro país. Con 327 mil habitantes en una superficie mayor a los nueve millones de kilómetros cuadrados, como dicen por ahí, todo cabe en una cajita sabiéndolo acomodar, y en este caso, hay apenas 33 habitantes por Km2..   Igual que si jugáramos al Turista, Brasil, Yemen e Irlanda, seguirían estando en casa.

Un experimento reubica a los países en proporción a su población y extensión territorial

Strange Maps

En contraste, Etiopía sería mucho más que una estación del metro en México y algunos países solo intercambian de lugar. El Salvador cambiaría puestos con Guatemala y Honduras sería Nicaragua. Mónaco por su parte, despertaría en un hábitat completamente distinto en Mongolia. Y quizá, suene a una locura, pero Italia, tendría que dejar la bota para disfrutar del calor en Argelia, mientras que los filipinos ocuparían el territorio del Congo.

Sudáfrica estaría en América, en tanto que Venezuela y Argentina podrían cambiar su historia y destino siendo Somalia y Tanzania respectivamente de acuerdo a su u población y extensión territorial. Pero,  a final de cuentas, esto no es más de que una falacia, pues después de todo, ¿no ha sido la conquista de territorio el principio de muchas guerras?