Los tiempos siempre cambian y la mayoría podemos decir que somos testigos de eso. Es decir, las costumbres y festividades de ahora puede que se vean iguales a como las veíamos hace 20 años -ya sea en cuanto al nombre y el concepto de las mismas-, sin embargo, las de la actualidad siempre tendrá una característica que la hará diferenciarse del resto.

Y si en este momento están pensando como “No sé qué me estás queriendo decir, tío Sopitas” entonces iremos al grano y ejemplificaremos el párrafo anterior con el ya cercano 10 de mayo (mejor conocido como el “Día de las Madres”), ese día especial en el que muchos aprovechamos para festejar a esos seres de luz que nos trajeron al mundo, nos soportan, nos quieren, y a quienes les debemos tantas cosas.

Seguramente recordarán que cuando eran niños, en la escuela se acostumbraba a hacer un festival para todas las mamás en donde tanto tú como tus compañeros eran vestidos de cualquier cosa (traje regional, árbol, niño rockabilly, etc.) y donde había números donde se dedicaban a hacer un bonito bailable o cantaban a todo pulmón la conocida canción “Señora, Señora” de Denisse de Kalaffe.

Por supuesto que en la actualidad, los festivales del 1o de mayo se siguen realizando, aunque ya no como los recordábamos. O al menos eso nos ha dejado claro el video que les vamos a presentar a continuación, el cual fue grabado en una escuela secundaria de México y donde se puede ver a varias mamás participando por una licuadora en el bonito festival del día de las Madres. ¿Y cómo eligen a la ganadora? Pues viendo quién se puede tomar una caguama más rápido. WTF?!

Un video viral que supuestamente fue grabado en la secundaria José Vasconcelos, en Guerrero, nos muestra a cinco señoras tomándose una caguama para poder ganar el prestigiado electrodoméstico. “Fondo, fondo, fondo” se escucha decir a una doñita que andaba por ahí cerca, y segundos después el presentador comienza una cuenta regresiva para escoger a la triunfadora, que al final se termina la cervecita.

Mejor vean esta joya con sus propios ojos:

Como siempre, en internet la gente dividió sus opiniones, pues aunque a muchos les causó gracia este tipo de dinámicas (porque la neta eso de ver a los chilpayates bailando ya es muy de los 90), otros afirman que el respeto se está terminando y que el hecho de que las jefecitas se presten a este tipo de cosas es un muy mal ejemplo para los demás. 

Así los comentarios:

¿Ustedes de qué lado están? ¿Creen que las mamás se diviertan más así? ¿Ustedes ganarían una licuadora sin problemas? ¿Ya no hay respeto? Los leemos.