Captura de pantalla

El tierno video de un abuelito de 101 años que perdió la memoria pero aún toca el piano

Y más allá de decir que “lo que bien se aprende nunca se olvida“, el hecho de que los conocimientos y aprendizajes musicales perduren en nuestro sistema (aunque se tengan problemas de memoria), tiene una razón de ser. Pero denle calma, ahorita lo intentaremos explicar.

Primero hablemos del emotivo video en el que podemos ver a un abuelito (no sabemos si es abuelito pero le diremos ‘abuelito’ de cariño) de 101 años toca en el piano un vals (“Lágrimas y Sonrisas” se llama la melodía) sin problema alguno, pero lo interesante, es que este abuelito ha perdido la memoria, o como dicen en La Voz de Almería, goza de una ‘mala salud de hierro’.

Este video se grabó por ahí de principios de mayo, sin embargo, se viralizó hace algunos días después de que una usuaria de Twitter lo compartiera con la leyenda “Tiene 101 años. No recuerda a nada ni a nadie. Pero cuando ve un piano pasa esto“. A raíz de eso, algunos tuiteros se preguntaron cómo es que abuelito podía tocar el piano, si no puede recordar nada.

Hubo respuestas interesantes como una que afirmaba que la razón detrás de esto, es por que “las zonas de memoria procedimental, son distintas a la memoria declarativa, ya que se procesan en zonas distintas del cerebro. Por eso se afecta una y no la otra“.

Dicho en otras palabras más sencillas, podríamos decir que la memoria musical (memoria procedimental) perdura aunque se sufran problemas de memoria porque está alojada en otro lugar al de la fabricación de recuerdos (memoria declarativa).

Breve explicación de memoria declarativa y procedimental

Para que se lleven algo de aprendizaje nuevo el día de hoy y esta nota no se quede solo en el lado emotivo, ahí les va. Según Psicología y Mente, la memoria declarativa –también llamada memoria explícita– es la capacidad para traer a conciencia de forma voluntaria episodios o hechos de nuestra vida. Por ejemplo, qué desayunaste ayer, qué hiciste en tu último cumpleaños, etc.

Y por el otro lado, la memoria procedimental es la que guarda el recuerdo de las habilidades motoras (como tocar el piano), o sea, es una memoria a largo plazo que es implícita, pues se adquirió gracias a estar repite y repite una actividad compleja.

Ok, gracias, cerebrito, ¿pero qué onda con el abuelito?

Ahhh bueno, este abuelito se llama Antonio Cadenas Porras, es de Andalucía, España, y nació un 10 de mayo de 1919, toca el piano desde 1931, y se graduó del Conservatorio de Música en 1964… ahí hagan las cuentas. ¿Su regalo de cumpleaños 101? Poder tocar el piano como nunca antes.