Este es mi país y esta es su gente: Usuarios hacen “la ola” en andén del Metro

Si hay algo que a estas alturas nos ha quedado más que claro es que el servicio que brinda el Sistema de Transporte Colectivo Metro no es el más rápido o eficiente del mundo, sin embargo, sabemos que por la cantidad de cinco pesitos la famosa “Limusina naranja” puede ofrecernos una decena de aventuras y sorpresas, como de la que vamos a hablar hoy.

Y es que como bien sabemos, en los últimos días el feeling patriótico estuvo a todo lo que daba. Entre el Grito de Independencia, litros de pozole, sonidos de matraca y maquillaje con los colores de la bandera, miles de mexicanos salieron a las calles del país a celebrar el 209 aniversario de la Independencia de México.

cierres-viales-grito-independencia-CDMX

Foto: Cuartoscuro.

Sin embargo, luego del Grito (que es el evento donde se desborda más energía) mucha gente aún tenía más ganas de seguir festejando y eso nos lo comprueba un video que fue captado en las instalaciones del Metro, en donde se puede ver cómo varias personas que están esperando el tren comienzan a hacer una “ola”. ¡Este es mi país y esta es su gente!

Captura de Pantalla

Resulta que el pasado 16 de septiembre a las 12:00 a.m., varias personas que habían asistido a dar el Grito de Independencia en el Zócalo de la CDMX, arribaron a la estación Garibaldi/Lagunilla para retirarse a sus respectivas casas. Lo malo fue de que, luego de varios minutos de espera, el personal del Metro les dijo que el servicio ya había finalizado, por lo que tenían que desalojar la estación.

Claro que las personas estaban tan felices que en lugar de recordar jefecitas, se pusieron a organizar una ola en el andén del Metro, la cual fue captada por algunos usuarios que se encontraban ahí mismo. ¡Qué joya!

Pueden ver este mágico y divertido suceso a continuación:

A pesar de esta ingeniosa técnica, las personas que se encontraban en el metro fueron desalojadas. Sin embargo, esta es una de las muchas pruebas por las que decimos, es toda una experiencia el vivir en la Ciudad de México. ¿A poco no?