De acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud, fumar tabaco es la principal causa del cáncer de pulmón y el responsable de más de dos terceras partes de las muertes mundiales causadas por esta enfermedad. Sin embargo, a pesar de las campañas y las cifras, pocas personas se atreven o logran dejar atrás su adicción al cigarro.

En nuestro país y desde hace un par de años, la industria del tabaco se ha encargado de advertirle a sus consumidores lo que les puede pasar si fuman cigarrillos, algo que hacen con ayuda de imágenes en sus cajetillas que plasman desde enfermedades hasta otros daños a terceros. Aún con eso, estamos seguros de que nada es tan convincente como el video que presentaremos a continuación.

Se trata de un clip viral que fue grabado en China y que muestra los pulmones de un señor de 52 años que, durante 30 años, fumó una cajetilla de cigarros diaria, dejando en claro el daño que el tabaco produce al cuerpo humano, incluso si éste no es visible.

El video en cuestión y grabado por cirujanos del Hospital Popular de Wuxi en Jiangsu, China, muestran un par de pulmones negros e hinchados, una apariencia provocada por el exceso de tabaco en ellos. De acuerdo con el hospital, el hombre en cuestión falleció por varias enfermedades pulmonares pero pidió a sus familiares que sus órganos fueran donados. Lamentablemente eso no pudo ser posible.

“Las pruebas iniciales del índice de oxigenación estaban bien, pero cuando recolectamos los órganos nos dimos cuenta de que no podíamos usarlos”, dijo el doctor Chen, cirujano y vicepresidente del hospital, a medios locales.

“Aceptaríamos pulmones de personas menores de 60 años que murieron recientemente, infecciones menores en los pulmones y radiografías relativamente limpias también son aceptables. Si se cumplen las condiciones anteriores, consideraríamos trasplantar los pulmones”, detalló el médico, agregando que aunque en China es común que la gente fume, algunos aún podrían ser donadores de órganos.

En redes sociales las imágenes del video han dado de qué hablar, pues muchos aseguran que este es el anuncio que necesitaban para por fin decirle “adiós” al cigarrito. ¿Ustedes qué opinan? ¿Les dan ganas de fumar o de volver a hacerlo después de lo que les acabamos de mostrar? ¿O prefieren aplicar un YOLO en su máxima expresión?