La suerte siempre ha sido una fuerza que actúa de formas misteriosas. Mientras algunas personas se consideran afortunadas por encontrarse una moneda de 10 pesos en la calle, existen otras cuya fortuna los ha hecho protagonistas de historias asombrosas; anécdotas que actualmente podrían considerarse como fenómenos virales de internet.

Como ya tocamos el tema de las extrañas coincidencias y la web, nos tomamos un momento de ocio para buscar algunos videos curiosos. En estos se puede ver a individuos que se han visto muy beneficiados en los azares de la vida, incluso cuando parece que las circunstancias son poco favorables.

Esto no se puede comparar con los típicos escenarios de la rutina, como cuando evitamos que un coche nos moje al pasar por un charco, esquivamos sin querer popó de pájaro o la anécdota de la moneda que mencionamos antes. Aquí hablamos de relatos donde los protagonistas casi no la cuentan, tuvieron un accidente inesperado o simplemente un golpe de suerte sin sentido.

Esto pasa cuando inflas de más una llanta

La verdad, el sujeto fue afortunado, porque en esta ocasión sólo se reventó el neumático. Otras personas hubieran recibido el impacto en el rostro y, bueno… la cosa se hubiera puesto muy fea.

Arreglando una pista de aterrizaje ¿con todo y avión?

Algunas personas piensan que deben hacer su chamba sobre la marcha, para no interrumpir las labores de los demás. Obviamente, si eso tiene que ver con reparar una pista de aterrizaje mientras los aviones pasan a centímetros de la obra, entonces las cosas se ponen un poco extremas.

Como cuando giras una rueda y te haces millonario

Tal vez el sueño más guajiro de todos. En un casino de Wisconsin, un señor giró la rueda de la fortuna y, así nada más, por las risas, se ganó el premio mayor. Mientras tanto, otros con el mismo anhelo siguen rascando billetes sin obtener nada.

¡Corre, Forrest, corre!

Aquí podemos ver como una torre eléctrica casi aplasta a una persona. Si no fuera porque el protagonista de este video corrió como si no hubiera un mañana, su historia hubiera terminado con una muerte muy fea.

El coche que casi es aplastado

No podemos siquiera imaginar lo que sintió el conductor de este auto, que por poco y termina aplastado por una roca enorme durante un día lluvioso. Podemos decir sin temor a equivocarnos, que esta persona se gastó toda la suerte que le quedaba en esta vida.