Esta niña creó una cortina especial para poder abrazar a sus abuelitos

El coronavirus se ha metido con nosotros de una forma más que personal y nos ha golpeado por todos lados. Pero una de las peores cosas que nos hizo es distanciarnos de nuestros queridos abuelitos. Sin embargo, una niña decidió que ya no podía esperar para abrazar a los suyos por culpa de la pandemia y creó una cortina especial para poder hacerlo.

Esta niña creó una cortina especial para poder abrazar a sus abuelitos

Captura de video

Como bien sabemos, los adultos mayores son muy vulnerables frente al coronavirus y corren un serio peligro en caso de llegar a contagiarse. Es por eso que una de las recomendaciones más difundidas por las autoridades del mundo, es extremar las precauciones con ellos y evitar lo más posible visitarlos o tener contacto. Darles un abrazo es una cosa impensable en los tiempos del COVID-19.

Pero Paige, una niña de apenas 10 años que vive en Riverside, California, no se quedó con los brazos cruzados pese a esta situación. Con ayuda de su madre —quien trabaja como enfermera— diseñó y creó una cortina especial con el objetivo de poder abrazar a sus abuelitos.

Esta niña creó una cortina especial para poder abrazar a sus abuelitos

Captura de video

Usando materiales como cortinas de baño, bolsas de plástico y platos desechables, implementó el peculiar sistema donde ella y sus abuelitos pueden introducir sus brazos en unas mangas especiales conectadas a la cortina para fundirse en un abrazo sin tener contacto físico.

Esta niña creó una cortina especial para poder abrazar a sus abuelitos

Captura de video

La imagen ya le dio la vuelta al internet por lo tierno de la acción y por lo enternecedor que resulta ver a alguien dispuesto a hacer cualquier cosa con tal de volver a estar en los brazos de esos seres que nos aman infinitamente. Lindsay Okray, la madre de Paige, dijo a abc7 que su la pequeña tomó la idea de un video en internet y se propuso llevarla a cabo. “Le llevó varias horas, pero lo logró”, señaló.

Sin duda no será lo mismo para esta niña abrazar a sus abuelitos con tanto plástico de por medio, pero al menos podrá sentirlos muy cerca y seguro que su amor mutuo podrá llenarlos de ese calorcito único que sólo esos miembros de la familia pueden brindar.