Niño de siete años sube un cerro a caballo para conectarse a internet y enviar su tarea

Jeremías Gonzalez Ordienco es uno de tantos ejemplos de tenacidad que la pandemia nos ha permitido conocer. Tiene solamente siete años de edad pero es todo un guerrero. ¡Este niño sube a un cerro montado en su caballo para conseguir señal de internet y poder enviar su tarea!

Niño de siete años sube un cerro a caballo para conseguir internet y enviar su tarea

Captura de video

Resulta que como le sucedió a miles de estudiantes en diversos países de todo el mundo, Jeremías se vio en dificultades cuando el coronavirus provocó el cierre de escuelas y obligó a todos los alumnos a tomar sus clases en línea, así como a entregar sus tareas con ayuda de la tecnología.

Un joven sin internet en casa sube a un árbol para tomar sus clases en línea

Jeremías vive en condiciones rurales en la provincia de La Pampa, Argentina, y no cuenta con una conexión de internet en su hogar. Pero las ganas de salir adelante son más fuertes que cualquier adversidad y por eso viaja hasta el cerro más cercano a su casa a bordo de su fiel caballo para poder cumplir sus obligaciones escolares.

Su maestra dio a conocer la historia

Sonia Ana Lía Díaz, maestra de Jeremías, fue quien dio a conocer la historia del menor y su caballo al compartir algunos videos que el guerrero de siete años le envía para hacer entrega de sus tareas. Ella explicó al medio local Con el alma noticias, que sus tareas consisten en escribir canciones enviadas por ella y leerlas, además de procurar cantarlas en familia.

Desde la loma seño… ahí tengo señal y puedo hablar con vos, dice Jeremías en uno de los videos. La maestra relató que el pequeño “envía videos, saludos a sus compañeros y nos hizo conocer hace un mes atrás a su mascota preferida: Peludo, su caballo, el mismo que lo acompaña hasta la loma”.

La pandemia que todos enfrentamos es una tragedia por muchos motivos, pero no cabe duda que es maravilloso poder conocer historias de lucha, valor y ganas de salir adelante a pesar de las obstáculos que ésta le ha traído a miles de niños y jóvenes que viven en circunstancias menos favorables.

Este joven sube a la azotea de su casa para poder tomar sus clases en línea