Todos hemos soñado alguna vez con volar, ya sea en avión o con alas propias. Una discapacidad jamás será impedimento para hacer cosas maravillosas; este es el caso de Jessica Cox, la mujer que aprendió a volar aviones solo con sus pies.

Jessica es originaria de Tucson, Arizona; ella nació con una condición extraña, que 30 años después aún no encuentran la causa, Cox no tiene brazos. Aunque esto no le impidió llevar una vida normal, escolar y profesional.

Desde pequeña siempre estuvo fascinada con volar, aunque al principio confiesa que el hecho de subirse a un avión le aterraba, hasta que un piloto le cambió la vida; cuando le dejó el mando por unos segundos. “El piloto me llevó al frente del avión. El avión tiene controles duales… quitó las manos del control y me dejó volar. Incluso si algo te asusta, es importante que lo enfrentemos”, cuenta Cox para CNN.

Por lo que decidió que lo que quería en la vida era andar por los aires, pero obviamente no sería algo fácil, tendrían que encontrar un maestro que tuviera la paciencia y dedicación para que Jessica cumpliera su sueño.

Más allá de lo complicado que es aprender a volar, lo importante era tener un avión que se acoplara a sus necesidades. Fue hasta 2008 cuando después de miles de preguntas y preocupaciones, Jessica fue certificada por la Administración Federal de Aviación para volar un avión deportivo. 

Pero, esto no es todo lo que hace Jessica

Además de ser una extraordinaria piloto, Jessica Cox es buzo certificado, tiene dos cintas negras por parte de la Fundación Internacional de Taekwondo, y por si fuera poco tiene un canal de YouTube, donde sube videos sobre sus aventuras y conferencias por todo el mundo y motiva a todas las personas que tiene una discapacidad para que luchen por sus sueños. Puedes checar su canal por aquí, te dejamos a continuación un video de la extraordinaria piloto volando. ¡Aplausos, por favor! 👏🏼