Mientras Tanto

WTF??!! Lo despiden porque sus gases eran apestosos e inundaban toda la oficina

Y en la sección “Ojala que mi jefe no haga lo mismo”.

Y en la sección “Ojala que mi jefe no haga lo mismo”.

Luego de intoxicar a todos sus compañeros de oficina con sus poderosos y malolientes gases estomacales, un hombre de Nueva Jersey, Estados Unidos, fue despedido… la justificación: “sus pedos eran pútridos y se apoderaron de toda la oficina”.

Rich Clem, nombre del desventurado sujeto, trabajaba en una empresa de venta de carne al mayoreo. Como era de esperarse, tras la noticia de su despido, el oloroso ex empleado puso en marcha una demanda contra Case Pork Roll Co., en la que reclama la causa de su despido.


hermione

Aunque muchos podrían sugerir a Rich masticar con más enjundia sus alimentos y con eso “asunto arreglado”, la cosa no es tan sencilla. Según medios locales, los apestosos pedos que despide don Rich son incontrolables, ya que son daños colaterales de una cirugía de bypass gástrico a la que se sometió, la cual además de las sonoras y aromáticas consecuencias, también le ha provocado diarreas.

La principal promotora de la demanda en contra de la empresa es la esposa de Mr. Clem, doña Louann Clem, alega que el propietario de Case Pork Roll Co., Thomas Dolan, trata a su esposo de manera injusta. Según la pareja del afectado, Dolan se quejó del olor que Rich producía, el cual inundaba las oficinas del lugar de trabajo.

apestoso

En la demanda se asegura que Dolan le hizo la siguiente observación a Louann: ‘Tenemos que hacer algo con Rich, esto no puede seguir así. No podemos tener visitas con este olor en la oficina. Dile a Rich que estamos recibiendo quejas de los visitantes, que tienen problemas con los olores”.

Además, supuestamente también preguntó cuáles eran las causas de tan apestosos efectos secundarios de la cirugía y si estaban cumpliendo las recomendaciones del médico.

En su defensa, Case Pork Roll Co. asegura que no se despidió a Rich, simplemente se le hizo una reducción a su salario… pero no por andar de pedorro, sino porque “el negocio anda mal”. “Ninguno de los dos fueron despedidos (Rich y Louann)”.

Pues hasta ahora el caso no se soluciona… el fart laboral va para largo.

*Vía metro.co.uk
Comenta con tu cuenta de Facebook

Top Relacionadas
:)