Los hay rosas, morados, amarillos, grises, azules o naranjas. Algunos los utilizan para decoración, otros como conductores energéticos, mientras que otros tantos, les han achacado propiedades curativas a pesar de las evidencias científicas demuestran lo contrario,  lo cierto es que la fiebre de los cristales mágicos está en pleno auge, pero con la verdad oscura que hay detrás de estos minerales, desearán acercarse a cualquier cábala para dejar de comprarlos.

Durante miles de años por las civilizaciones antiguas los utilizaron como joyas, artículos para ofrendas y como símbolo de deidad. Los aztecas, mayas y olmecas utilizaron los cristales de piedra en su estado más puro para tallar calaveras humanas. Pero hoy en día se cree que el cuarzo, es el espíritu de las piedras que estimula el sistema inmunitario, que el ónix tiene un amuleto de protección que nadie más que el dueño lo puede tocar, que el cuarzo rosa atrae el amor y la selenita la paz interior.

La oscura verdad detrás de los cristales mágicos

Pinterest

Hay quienes aseguran que estos cristales mágicos, son más bien milagrosos, capaces de curar toda enfermedad al alinear los chacras, lo que ha convencido a más de un millar de personas que buscan una alternativa,  basta con asomarse a Instagram para notar que se han convertido en objeto de deseo. Los hashtags #crystals (cristales) y #healingcrystals (cristales curativos) suma millones de publicaciones en la red social.

Como bien señala The Guardian, los cristales mágicos se han convertid en el  monstruo del bienestar aparentemente imparable, que  han pasado de una rareza de nicho asociada con el pachulí, los atrapa sueños y el terciopelo aplastado a un fenómeno de consumo global, impulsado en gran parte por celebridades como las Kardashian, Gwyneth Paltrow y Miranda kerr, entre muchas otras.

La oscura verdad detrás de los cristales mágicos

Youtube

A pesar de que no hay ningún estudio científico que sustente estas creencias que se esparcen de boca en boca, tan solo en Estados Unidos, la demanda de cristales y piedras preciosas en el extranjero se ha duplicado en los últimos tres años, mientras que las importaciones de cuarzo se han duplicado desde 2014, en Europa, se han exportado toneladas enteras de cristales mágicos de todos colores, adquiriéndolos por una ganga y deshaciéndose de ellos, a precios exorbitantes.

Pero, si estas personas creen ciegamente en los múltiples beneficios de los cristales mágicos, también deberían de comenzar a creer en el karma, pues la gran mayoría de estos minerales proviene de una de las prácticas de explotación más dramáticas en uno de los países más pobres del mundo, Madagascar.

La oscura verdad detrás de los cristales mágicos

Pinterest

De acuerdo con el diario británico, en las profundidades del suelo del país africano, se esconde la riqueza que falta a sus habitantes. Toneladas de cuarzo rosa y amatista, turmalina y citrino, labradorita y cornalina entre otros cristales, son extraídos artesanalmente por pequeños grupos de hombres o familias enteras que a falta de una regulación en la materia, trabajan largas jornadas a cambio de unas monedas, mientras que las grandes empresas quienes se quedan con la mayor parte de las ganancias.

Como es de esperarse, la falta de condiciones laborales dignas para los trabajadores que son los que realmente se llevan el crédito, es un secreto a voces en la nación, de ahí la importancia de la denuncia que hace el diario The Guardian, aunado a otras preocupaciones como son el impacto ambiental y la posible extinción de los minerales ante una evidente explotación masiva de recursos, será mejor que los cristales mágicos sean también milagrosos.