Hay quienes demeritan la gravedad del maltrato animal. Sin embargo, es uno de los problemas sociales y culturales más graves a los que nos enfrentamos, sobre todo si pensamos en la violencia contra los animales como la antesala de la violencia entre individuos, incluso si estos pertenecen a la misma comunidad. 

Cualquier tipo de maltrato hacia los animales, sin importar si estos son mascotas, callejeros o se encuentran en su hábitat natural, debe ser denunciado. Y esto fue lo que sucedió con una YouTuber que está siendo investigada por las autoridades tras surgir un video (sin editar) en el que golpea, somete, parece escupir y empujar a su perro. 

Brooke Houte en el video.

Brooke Houts tiene un canal en YouTube con más de 300 mil seguidores. Aquí solía subir videos que iban de acuerdo a las tendencias de internet y lo que pedían los usuarios. Por eso decidió realizar la broma conocida como “Invisible Challenge” en la que se pone plástico transparente en una puerta para evitar que los perros puedan cruzar. El video está titulado “plastic wrap prank on my doberman”. 

En el video vemos a Brooke Houts hablar frente a la cámara, y cuando se pone en la puerta (donde está el plástico roto), su perro de raza doberman salta hacia ella jugando. Sin embargo, la reacción de la mujer es contraria y lo golpea. En otro corte del mismo video, cuando está sentada en el suelo frente a la cámara, el perro se acerca a ella, por lo que Brooke lo somete con fuerza hacia abajo, le grita “¡Detente!” y parece escupirle. 

El video que ha circulado en redes sociales, también muestra otro episodio de agresión contra el lomito (que sólo quiere jugar). En la misma posición, sentada en el suelo, se ve en el reflejo de la pantalla de atrás que el perro se está moviendo, por lo que Brooke guarda silencio y ve al perro. Cuando este se acerca y le lame el rostro, la YouTuber lo empuja con fuerza y desaparece de la cámara. En el mismo reflejo se el cuerpo de Brooke gritando el nombre del perro. 

El video se hizo popular después de que Keemstar (una celebridad de Twitter) lo subió a su cuenta denunciando el abuso al perro.¡IMPACTANTE! La YouTuber @brookehouts subió por error un video sin editar a su canal. ¡Esta versión muestra cómo maltrata a su perro!”. 

ADVERTENCIA: Algunas imágenes son perturbadoras.

Brooke Houts cerró su cuenta de Instagram. A través de Twitter subió un comunicado en el que niega abusar de su perro o de cualquier animal. En el texto asegura que la persona que ven en los videos, una “Brooke feliz”, no es ella, y el video que se subió por error muestra quién es con todo y sus frustraciones. 

También dice que debe mostrar a su perro de 34 kilos lo que no debe hacer. “¿Debí haberme enojado como lo hice en el video? No ¿Debí levantar la voz y gritarle como lo hice? No”. Brooke negó haber escupido sobre su perro, y aseguro que cualquiera que haya sido testigo de maltrato animal, sabrá que lo que ella hizo no es maltrato. 

De acuerdo con BuzzFeedNews, un representante del departamento de policía dijo que las autoridades de Los Ángeles estaban conscientes del incidente, y que Animal Cruelty estaba investigando el caso. Los usuarios de redes no dudaron en “evidenciar” a Brooke y resaltar el hecho de que su perro siempre aparece en sus videos e imágenes. Lo que es más desagradable es el hecho de que usa a su perro para generar reproducciones…”. 

Imagen de TW @alissa_ashleyy

Chris Evans (nuestro querido Capitán América) ya lo había dicho: no nos merecemos a los perros. Y es verdad. Los doggos son seres demasiado nobles como para convivir con algunos seres humanos, y pero aún, como para darles todo el amor que sólo un perro puede dar.