Si le pones a tu sello un nombre como XL (pronunciado “excel”) realmente no tienes otra opción más que exigir de tus artistas un nivel muy por encima del promedio. De lo contrario, uno cae en el terreno de la broma. Este 2014, XL Recordings cumple 25 años; a lo largo de un cuarto de siglo, el sello británico se ha distinguido por su mantra de calidad sobre cantidad. Bajo el liderazgo de

Richard Russell, XL apenas edita seis discos por año (en promedio) pero estamos hablando de lanzamientos que dejan un impacto, tanto a nivel popular como mediático. Nunca falta que uno de sus álbumes figure en la lista corta del premio Mercury o es nominado para otro galardón de prestigio. Tal es la imagen que Russell ha conferido a la reputación de su sello, aunque claro, eso no sería posible sin el trabajo de los artistas que han sido arropados por XL. Es una relación en la que ambas partes han salido beneficiados.

Mientras que XL revivió las carreras de leyendas del soul y el R&B como los recién fallecidos Bobby Womack y Gil Scott Heron, XL más que nada es reconocido como el hogar de artistas nuevos pero armados con las herramientas y el potencial para conquistar las tablas de popularidad. En seguida te presentamos a 10 de ellos que han forjado sus nombres en la historia del sello.

THE PRODIGY

Origen: Essex, Inglaterra
Género: Electronica/Hardcore Techno
Discos esenciales en XL: Experience (1992), Music for the Jilted Generation (1994), The Fat of the Land (1997)

Tim Palmer y Nick Halkes fundaron XL Recordings en 1989 en asociación con Beggars Banquet Records para lanzar discos de electrónica y capitalizar sobre la popularidad de la cultura rave. Pocos meses después, Liam Howlett formó The Prodigy y en pocos meses se convirtió en una de las bandas más reconocidas de la rama hardcore que cada vez atraía a más ravers. The Prodigy fue uno de los primeros descubrimientos de XL, junto con otros artistas de breakbeat, techno y drum and bass. La popularidad de estos géneros en la industria del dance a inicios de los 90 elevaron la influencia del sello; sin embargo, Palmer y Halkes se retiraron de XL para dejarlo en las manos de Richard Russell, un ejecutivo de A&R que se unió al grupo en 1991. Pero lo que pudo ser percibido como un tropiezo para XL, en realidad fue una apertura a pasturas más verdes. Con la bendición de Russell, Howlett se tomó la libertad creativa de desprenderse de la etiqueta rave para marcar su propia dirección. Con ese fin, The Prodigy se convirtió en uno de los proyectos más influyentes de los 90.

BASEMENT JAXX

Origen: Londres, Inglaterra
Género: House
Discos esenciales en XL: Remedy (1999), Rooty (2001), Kish Kash (2003)

Cuando la llama de The Prodigy comenzó a perder su brillo a finales de los 90, XL necesitaba de otro acto que mantuviera su estandarte en alto. Entra Basement Jaxx a la escena, un dúo conformado por Simon Ratcliffe y Felix Buxton. En sus primeros años, Basement Jaxx surgió entre la ola de actos de Big Beat con los Chemical Brothers en la vanguardia, pero con sus primeros discos, The Jaxx volvió a poner la música house en la pista de los antros de Londres. Su excéntrico sentido del humor y energéticas presentaciones ayudaron a que el dúo resaltara entre el resto.

DIZZEE RASCAL

Origen: Londres, Inglaterra
Género: Grime/Hip-Hop
Discos esenciales en XL: Boy in da Corner (2003), Showtime (2004), Maths + English (2007)

The Hour of Bewilderbeast de Badly Drawn Boy fue el primer álbum de XL en llevarse el premio Mercury, la máxima hazaña a la que puede aspirar tanto un artista como un sello británico. Sin embargo, ese honor lo tuvo que compartir con Twisted Nerve Records. XL solo tuvo que esperar tres años para que uno de sus artistas subiera al podio del Mercury a recibir su cheque. Dizzee Rascal tuvo el honor en 2003 con su aclamado debut, Boy in da Corner. Estos días, Dizzee es uno de los raperos más populares del Reino Unido, pero su imagen ha perdido algo de su filo que tenía hace años con XL.

RATATAT

Origen: Nueva York, Estados Unidos
Género: Electronic Rock
Discos esenciales en XL: Ratatat (2004), Classics (2006)

Después de establecer su reputación en casa, XL giró la mirada hacia el otro lado del Atlántico para extender sus ramas sobre el territorio americano. El sello firmó contratos con nombres como The White Stripes y Beck para distribuir su material en el Reino Unido, pero era cuestión de tiempo para que finalmente se jactara de sus propios actos norteamericanos. Uno de los primeros en darle forma a los planes internacionales de XL fue Ratatat, una banda de indie rock instrumental que todavía goza de una devoción de culto por parte de sus fans. El dúo “nihilista” de Evan Mast y Mike Stroud han lanzado sus cuatro discos de estudio con XL y esperamos con ansias el quinto.

M.I.A.

Origen: Londres, Inglaterra
Género: Hip-Hop
Discos esenciales en XL: Arular (2005), Kala (2007)

M.I.A., Diplo y Switch dieron el brinco de sensación de MySpace hace diez años a estrellas del hip-hop independiente cuando XL tuvo la visión de firmar a la polémica rapera y su séquito de productores. Armada con un discurso político de izquierda radical, Arular encontró su nicho entre hipsters y chicos indie, pero quizás XL no tenía previsto el tremendo éxito crítico que fue Kala, un cocktail multicultural que brilla por sus referencias e influencias y que paulatinamente revivió las tendencias subversivas del hip-hop para adaptarlas a la era de la información.

PEACHES

Origen: Toronto, Canadá
Género: Electroclash
Discos esenciales en XL: Impeach My Bush (2006), I Feel Cream (2009)

Y si M.I.A. no fuera polémica suficiente, la manta de XL también arropó a Peaches, aunque en este caso, Russell tenía que saber en lo que se estaba metiendo. Mientras que las controversias de M.I.A. eran de naturaleza política, Peaches se iba más por el contenido gráfico y sexual. Tras la penetración en los círculos indie con su debut, Fancypants Hoodlum, la gente de XL no lo pensó dos veces ante la potencial mina de oro que tenía delante de sus ojos. Todo mundo sabe que el sexo vende, pero no había suficientes artistas que fueran tan explícitas como la diosa canadiense del electroclash.

ADELE

Origen: Londres, Inglaterra
Género: Soul/R&B
Discos esenciales en XL: 19 (2008); 21 (2011)

Aunque XL no descubrió a Adele en un cabaret escondido de Londres ni nada por el estilo, los ejecutivos del sello se vieron más listos que su competencia al firmar un contrato con la emergente cantante de soul en 2008. Ese mismo año lanzó su debut, 19, pero su mayor impacto a nivel mundial vino unos años después con su segundo álbum, 21, el cual recogió todos los premios que pueden haber en la actualidad, y vendió millones de copias, para el infinito deleite de XL. Fue así como Adele se convirtió en el “cochinito” (sin ofender) de Richard Russell para financiar otras propuestas no tan comerciales.

VAMPIRE WEEKEND

Origen: Nueva York, Estados Unidos
Género: Indie Rock
Discos esenciales en XL: Vampire Weekend (2008), Contra (2010), Modern Vampires of the City (2013)

Podemos asumir que la banda consentida de XL es Vampire Weekend. El sello británico tiene un contrato exclusivo con el grupo de Brooklyn que ha resultado en tres discos formidables, cada uno mejor que el anterior. XL ha apoyado a Vampire Weekend en todas sus propuestas, incluso en sus conflictos legales como cuando se vio involucrado en la demanda por la portada de Contra. La relación entre XL y VW es el tipo de trato con el que todo ejecutivo y todo artista sueña.

THE XX

Origen: Londres, Inglaterra
Género: Indie Pop
Discos esenciales en XL: xx (2009)

Tras la explosión de la escena indie en la década anterior, y la carrera para firmar talento entre sus sellos hermanos en Beggars Banquet (Matador, Rough Trade y 4AD), XL Recordings abrió su propia subsidiaria, bautizada como Young Turks, para echarle una mano con la carga. El catalogo de artistas de Young Turks ahora incluye a FKA twigs, SBTRKT, Sampha y Chairlift, entre muchos otros. Pero no hay duda que la banda que ha posicionado a Young Turks en el radar es The xx. Young Turks editó el primer álbum de la banda hace cinco años y de inmediato generó un impacto que no se ha vuelto a repetir en la todavía breve historia del brazo indie de XL.

THE HORRORS

Origen: Southend-on-Sea, Inglaterra
Género: Indie Rock/Post-Punk
Discos esenciales en XL: Primary Colours (2009), Skying (2011)

Con 25 años de historia y la reputación de un XL Recording, el sello se ha vestido con el derecho de actuar como las grandes disqueras y cazar al talento que más le conviene tener bajo su manto. Aunque el descubrimiento de tus propios artistas es digno de un modelo noble y admirable, hay ocasiones en que más vale lanzar la caña de pescar entre los catálogos de sellos independientes más pequeños. XL hizo lo propio con The Horrors al atraerlos del pequeño Loog Records, pero este sello a su vez es una tuerca en el conglomerado de Universal. Así que no hay tanto daño y The Horrors han salido ganando.

T:@ST