Estos son nuestros 10 discos favoritos en lo que va del 2020

Puede que en estos momentos estés buscando la mejor manera de matar el tiempo después de hacer home office o de plano pasar todo el día encerrado sin hacer nada. Quizá ya te echaste todas y cada una de las series o películas que tenías en tu lista de pendientes, o de plano ya buscaste la manera de aprender algo nuevo en internet, pero siempre podemos recurrir a la vieja confiable para pasarla bien en situaciones como esta en la que es mejor quedarnos en casa, escuchar un par de discos.

La música cura el alma, nos hace cantar, bailar y distraernos en situaciones como esta en la que estamos saturados con tanta información y noticias casi tirándole a un escenario apocalíptico. Y qué mejor que poniéndonos al corriente con aquellos discos que guardamos en Spotify (o en su plataforma de confianza, no se nos pongan celosos) y que nada más no hemos escuchado porque ponemos las mismas 10 rolas de siempre, jiar jiar, cuando hay un montón de músicos y artistas haciendo cosas increíbles.

Foto: Especial

Es por eso que decidimos armarles una lista con algunos de los álbumes que nos han volado la cabeza, que van desde el rock, hip-hop o pop hasta otros que te harán sacar tus mejores pasos de baile. Así que ve por tus audífonos de confianza, desconéctate un ratito de las redes sociales, ponte cómodo y dale play a 10 de los mejores discos que han salido en lo que va de este año:

Ozzy Osbourne – Ordinary Man 

Después de arrancar el año de una manera extraña –pues hubo por ahí uno que otro ya lo daba por muerto–, además de declararle al mundo que sufría de la enfermedad de Parkinson, el Prínicipe de las Tinieblas volvió para demostrarnos que está más vivo que nunca con Ordinary Man. Este quizá sea uno de los discos más íntimos en la carrera de Ozzy Osbourne y el primero en casi una década, en él la leyenda del metal no pretende nada más que crear música junto a un montón de invitados como Duff McKagan de Guns N’ Roses y Chad Smith de los Red Hot Chili Peppers.

Por si esto fuera poco, también cuenta con colaboraciones con otros artistas importantes como el gran Elton John en la rola que le da nombre al álbum o el rapero Post Malone en “It’s A Raid”. Más allá de tener a grandes músicos, este disco parece ser una declaración poderosa de Ozzy, recordarle a todos nosotros qué es lo que pasará cuando él de plano ya no esté entre nosotros. 

Mac Miller – Circles

Parece increíble, pero en realidad ha pasado casi año y medio desde que Malcolm James McCormick –mejor conocido por todos como Mac Miller– falleció. Sin embargo, el rapero tenía un enorme genio creativo y nos dejó todo un disco a medias, pues se encontraba trabajando en él antes de su muerte. Afortunadamente para nosotros, algunos amigos y productores como Jon Brion (quien ha estado detrás de discos para artistas como Kanye West, Keane, Dido y Fiona Apple) le dieron las pinceladas que necesitaba para mostrárselo al mundo y el resultado fue Circles. 

En él, el rapero vuelve a hablar de algunas cosas que siempre lo atormentaron, como la depresión y temas personales mezclados con bases ricas en sonidos, que van desde el soul, R&B y por supuesto, hip-hop. Sin duda Circles es un último testamento de Mac Miller, una muestra de que más allá de ser un gran compositor, dentro de su cabeza habían un mundo de posibilidades a la hora de crear música. Siempre nos preguntaremos qué habría sido si no hubiera muerto.

Halsey – Manic

Otro de los regresos más esperados dentro del pop mundial. Después de cuatro años sin estrenar música nueva, la cantante y productora Halsey volvió con uno de los discos más ambiciosos de toda su carrera, Manic. No lo decimos a la ligera, pues después de colaborar con un montón de artistas en los últimos años, ha aprendido que la música no se puede encasillar en un solo género, al menos esa no es una regla para ella, pues se atreve a ir y venir dentro de un enorme mar de sonidos, algo muy arriesgado dentro de la industria musical actual.

Y es que prácticamente en Manic hay de todo, empezando desde el pop más fino lleno de beats interesantes como en “Ashley”, pasando por el rock que se hace presente en “3 am“,  baladas un poco más country como lo muestra en “You Should Be Sad“ o canciones casi acústicas que te llegan directito al alma como “clementine”. Parte de ese aprendizaje y de desenvolverse en un montón de estilos fue trabajar con músicos de todo tipo y en este álbum lo demuestra, pues cuenta con colaboraciones bastante interesantes de Alanis Morissette y hasta BTS. Si quieres escuchar un disco completo, esta es la opción.

Tame Impala – The Slow Rush

Kevin Parker es uno de nuestros consentidos, y la verdad es que cuando anunció que se venía el cuarto disco de estudio de Tame Impala nos emocionamos, sobre todo por el enorme reconocimiento y éxito que tuvo con el último álbum de la banda, Currents, donde ya dejaba ver el camino que tomaría su proyecto más exitoso, lleno de sintetizadores y de atmósferas mucho más amigables para todos los que lo escucharán. 

Después de trabajar junto a músicos como Mark Ronson, Lady Gaga hasta Theophilus London o Travis Scott, Kevin retoma a Tame Impala en un momento creativo bastante interesante, donde el artista se centra más en las melodías de cada canción más allá de intentar crear capas y capas de sonido densas. Puede que The Slow Rush se aleje del sonido que hizo famoso a esta banda, como en Innerspeaker o Lonerism, sin embargo demuestra que como todo en esta vida se encuentra en constante cambio, y en este caso es uno que venía anunciando desde hace mucho tiempo. Sin duda este es uno de esos discos que disfrutarás de principio a fin.

Grimes – Miss_Anthrop0cene

Hablar de Claire Boucher (o para los cuates Grimes) es meterse con una verdadera artistas en la extensión de la palabra. Pues además de ser muy talentosa a la hora de sentarse a componer o entrar a un estudio de grabación, detrás de ella ha creado a un personaje fascinante que nos da ganas de conocer a fondo. Este 2020 nos presentó Miss_Anthrop0cene, un disco con el que se aleja de su alter ego y se transforma en WarNymph, todo esto con el fin de poder desatarse de la presión que tiene contando con un nombre conocido dentro de la industrial musical. 

Aquí, la artista nos demuestra lo multifacética que puede llegar a ser, pues en tan solo una canción pasa de una balada acústica como lo es “Delete Forever” a un ritmo bailable y denso en “Violence”. Más allá de ser un excelente conjunto de canciones pop, en este disco Grimes (ya no sabemos si llamarla así o WarNymph) se libera de sí misma y nos entrega desde su punto de vista un fiel testimonio de lo que es ser una mujer en este momento preciso de la historia. 

Bombay Bicycle Club – Everything Else Has Gone Wrong

Cuando pensamos que Bombay Bicycle Club ya andaba en otras cosas, pues se tardaron seis años en lanzar rolas nuevas, el cuarteto de Londres nos sorprendió porque regresaron por la puerta grande con su quinto disco de estudio, Everything Else Has Gone WrongDetrás de este álbum hay un montón de trabajo e historias que quizá solo los fans mas true conocen, como que lo comenzaron a grabar en 2017, pero en medio de esta y gracias a que cada uno andaba haciendo otras cosas más allá de componer música, vendieron sus instrumentos, pues no tenían planes de seguir tocando juntos. 

Afortunadamente cambiaron de opinión y decidieron terminar este disco, el cual muestra una evolución enorme en Bombay Bicycle Club. Y no lo decimos a la ligera, pues además de contar con músicos invitados como el fallecido Charles Bradley o el grupo de hip hop, De La Soul, gracias a rolas como “Eat, Sleep, Wake (Nothing But You)”, “I Worry Bout You”, “Good Day”, “I Can Hardly Speak” nos damos cuenta de este cambio, donde dejan su zona de confort para explorar sonidos que pasan por el tradicional rock alternativo hasta ligeros toques de jazz mezclado con sintetizadores. Quedó muy claro que ya no son adolescentes rockeros que conocimos a mediados de los 2000.

Eminem – Music to Be Murdered By

El legado que nos ha dejado Marshall Bruce Mathers III es gigante. Este alabado rapero regresó a sus orígenes con un disco bastante sombrío usando a Alfred Hitchcock como parte de su narrativa. Destacan canciones como “Darkness” en la que usó sampleos del éxito de Simon & Garfunkel, “The Sound of Silence”, en la que Eminem critica la postura de Estados Unidos ante los tiroteos masivos, con grabaciones directas de cómo reportan los noticieros múltiples tragedias como Las Vegas, Galveston y más.

Pero no solo eso, sino que para aportar a la situación actual, Eminem lanzó una invitación para votar y tomar una postura al respecto, dedicando un micrositio para dar información sobre ONGs que van contra la posesión de armas.

 

Soccer Mommy – Color Theory

Dentro del terreno de los ‘artistas emergentes’, tenemos una mujer que sin duda la está rompiendo desde hace un buen rato. Sophie Allison, mejor conocida por el pseudónimo de Soccer Mommy, ha estado involucrada en la música desde temprana edad. Con tan solo 22 años y siendo relativamente joven, ha tenido chance de salir de gira junto a bandas bastante conocidas como Paramore, Foster The People, Kacey Musgraves o Slowdive. 

Con toda esa experiencia, la compositora estrenó este año su segundo álbum llamado Color Theory, en el cual termina de pulir ese sonido pop y rock que tanto la caracteriza y que mezcla con letras con las cuales es muy fácil identificarse. Este es uno de esos discos que simplemente debes darle play y escucharlo de principio a fin. Guárdense bien el nombre de Soccer Mommy, porque estamos seguros que en un futuro no muy lejano la veremos tocar en los festivales más importantes del mundo y hasta de México. Tomen nota.

 

Pet Shop Boys – Hotspot

Ahora sí, llegó la hora de mover el esqueleto, y no hay mejor manera de hacerlo que con unos maestros para esto, los Pet Shop Boys. Si bien tiene relativamente poco desde que los vimos en vivo en nuestro país y aunque amamos cantar las rolas clásicas de su repertorio, ya necesitábamos escuchar música nueva de Neil Tennant y Chris Lowe. Su respuesta fue Hotspot, un conjunto de rolas que te pueden poner en cualquier mood, ya sea que quieras ser la estrella en cualquier pista de baile o de plano algo más tranquilo en la intimidad de tu cuarto.

Si bien no es un disco que vaya a cambiar por completo la carrera de los Pet Shop Boys, a estas alturas el duo inglés ya no tiene que demostrarle absolutamente nada a nadie y con Hotspot logran dejar muy claro el legado que han marcado en la música electrónica desde hace casi cuatro décadas. Si lo que quieres es hacer un mini rave con toda la buena onda en tu casa, este es el álbum que andabas buscando.

Caribou – Suddenly

Por último pero no menos importante tenemos otro de esos discos con tintes electrónicos que esperábamos. Caribou siempre ha sido un nerd de la música y lo demuestra con Suddenly, pues además de cajas de ritmo, dentro de él hay una gama de sintetizadores que cualquiera desearía tener en su colección. Pero más allá de ser un deleite para los melómanos, Daniel Snaith es un experto a la hora jugar con todas las posibilidades que tiene cuando crea canciones, las cuales están llenas de emociones. 

En estas 12 canciones, Caribou toca temas sumamente humanos, que van desde una simple conversación entre hermanos hasta cosas un poco más complejas como las imperfecciones de la vida y cómo estas inevitablemente tienen que pasar en la rutina diaria sin que nosotros podamos hacer algo al respecto. Suddenly es uno de esos discos que podríamos catalogar como finos, pues cada cosa está en su punto, y el músico no necesita más que su talento para componer un álbum personal que te hará bailar y dejarte llevar por 43 minutos de corrido.