Dicen que Violator es el disco que marca la maduración sonora y lírica de Depeche Mode. También aseguran que es el punto de inflexión entre el antiguo Depeche Mode y el nuevo gracias al “cambio” de sintetizadores por guitarras. De igual forma comentan que Martin Gore se consolidó como uno de los mejores compositores y que dejó de estar a la sombra de Vince Clarke, el primer gran líder de Depeche.

La lista podría continuar, pero solo un par de cosas son seguras: es el disco más vendido en la historia de Depeche Mode y también el más conocido en el mundo. Dentro de la historia de la música, es considerado como uno de los mejores álbumes en la historia y de los más influyentes en la música electrónica. Por lo tanto, las aseveraciones anteriores bien podrían servir de argumentos para todos estos resultados.

29 años del 'Violator', el disco más famoso de Depeche Mode

Así es como un 19 de marzo de 1990 llegó Violator, el séptimo disco de Depeche Mode que marcó el fin de una era de synthpop y música ochentera para darle paso a la nueva ola del rock y a la última década del siglo XX. Para lograr todo esto, llegó el fotógrafo y director Anton Corbijn, quien trabajó en los videos oficiales de casi todas las canciones del disco, pero que también fue el encargado de la portada, el diseño y las fotografías el mismo. 

También estuvo Alan Wilder, a quien se le atribuye un gran mérito al darle todo el sentido a “Enjoy The Silence”, un corte que había comenzado como una balada pero que después, gracias a la intervención de Alan y el productor Mark Flood, tuvo un toque distinto con acordes al coro. Juntos decidieron añadir guitarras a modo de arpegios, samples y mezclas que en su momento fueron absolutamente revolucionarias. Así fue como surgió una canción que hoy es hito en la historia de la música y para muchos, la mejor de Depeche Mode.

Asimismo aparece el DJ y productor francés, François Kerkovian, cuyo rol fue mezclar cada uno de los cortes del disco excepto “Enjoy The Silence”. François traía toda la escuela de la música electrónica pero además, tenía bajo el brazo una colaboración con Kraftwerk y su noveno disco, Electric Café. Esto, de una manera un tanto inconsciente pero sí profesional, influyó enormemente en la mezcla de Violator.

De este disco salieron tres temas que hasta la fecha, son los éxitos más recordados en la historia de Depeche Mode: “Personal Jesus” —posiblemente la canción más rock en la historia de Depeche—, “Enjoy The Silence” y “Policy of Truth”. Cada una tiene una historia distinta, pero cierto es que son la triada con más reproducciones en todas las plataformas de streaming, las más covereadas y cantadas por todos. Dentro de la historia, ningún otro disco o banda ha logrado tal éxito en una sola toma. Depeche Mode lo logró.

En su momento y con la salida del disco, la banda británica logró vender más de un millón de copias en los Estados Unidos para después alcanzar el estrellato. Después  de Violator Depeche Mode no solo llenaba unos cuantos venues sino estadios completos. Ellos se convirtieron en el referente de múltiples artistas y bandas —tan solo hay que recordar los famosos covers de Marilyn Manson y Johnny Cash—. 

Para 2009, Violator había vendido más de 13.5 millones de copias en todo el mundo. Hoy las reproducciones en plataformas de streaming superan los 142 millones. Entonces, si los números, la crítica especializada en música e incluso los fans lo afirman, ¿por qué afirmarlo? Violator es el mejor disco de la carrera de Depeche Mode.