5 conciertos realmente épicos que han visto estadios de todo el mundo

A pesar de que Business Insider nos da cuatro buenas y razonables razones por las cuales no deberías ir a ver a tu banda favorita a un estadio, son estos recintos los que han visto algunos de los conciertos más épicos de la historia. Y es que cuando una banda legendaria, viviendo sus mejores momentos se va a presentar en algún lugar en solitario, son los estadios los únicos lugares que pueden soportar la gran demanda que generan.

Los estadios tienen algo cuando se trasforman de albergar un deporte a ser los protagonistas de los espectáculos de música más increíbles. De alguna manera se ven envueltos en un misticismo que une las gargantas de cientos de miles de personas que se juntan en un mismo lugar por un amor en común. A diferencia de los deportes, cuando los estadios se abarrotan por eventos musicales, el público no se divide por colores. Completamente al revés. Se forma un ambiente de unión en el que todos tienen la misma playera puesta. Primera fila o último asiento. Todos los lugares ven cantar y llorar a los fanáticos por igual.

Concierto de Queen el 11 de julio de 1986 en el estadio de Wembley. Foto por FG/Bauer-Griffin/Getty Images

Para honrar el proceso de metamorfosis que viven los estadios al recibir a los artistas más grandes del mundo, es momento de hacer un breve repaso por los conciertos más épicos que se han dado en distintos estadios del mundo. Desde Londres hasta Río de Janeiro, y desde La Cuidad de México hasta Praga. Todos ellos han visto estadios abarrotarse para disfrutar de algunos de los conciertos más espectaculares de nuestros tiempos.


1. Queen – Wembley, 1986

Exactamente 365 días después de su famoso concierto Live Aid, Queen regresó al estadio de Wembley para ser ovacionados como nunca antes. ¿Por qué este concierto es mejor que el Live Aid? Sencillo: porque fue mucho más largo. Fue un verdadero espectáculo de rock de horas a comparación de un concierto para televisión de 20 minutos. Desde el primer acorde de “One Vision” hasta el último canto eufórico de “We Are The Champions”; Freddie, Bryan, Roger y John le mostraron a Londres cuál es para muchos es la mejor banda en vivo del mundo. ¿Quién hubiera esperado que ni siquiera un mes después tocarían su último concierto…

2. Michael Jackson – Estadio Azteca, 1993

El Rey del Pop se ha visto envuelto en una serie de acusaciones que han puesto muy en duda su imagen como persona, sin embargo, lo que hizo para la música y arriba de un escenario es digno de comentarse. En 1993, Michael Jackson se presentaría por primera y única vez en México en el mítico Estadio Azteca. El 28 de octubre, ante un Coloso de Santa Úrsula a reventar, Jackson se presentaría para dar uno de los conciertos más legendario de su gira Dangerous Tour. 

Como era de esperarse el espectáculo traía una producción increíble y por ende, unos boletos carísimos, que iban de los 40 hasta los 375 nuevos pesos según información de El Universal. Cabe mencionar que esto fue un año antes de un año antes de la famosa devaluación del peso de 1994, por lo que en esos años esa cantidad era un dineral.

3.- Bon Jovi  – Estadio Nacional de Chile, 1990

Eran los primeros días del segundo mes de 1990 cuando llegaba a Chile una de las bandas de hard rock más grandes e importantes de la historia, Bon Jovi. Horas antes de su presentación, Rod Stewart ya había empezado la fiesta, pero de ahí en adelante todo fue un espectáculo absoluto.

Como solo Bon Jovi lo sabe hacer, su show tuvo de todo: mucha pirotecnia que caracterizaba sus shows en ese entonces, arneses para ayudarlo a volar por los aires arriba del público y muchas cosas más. El show fue un recorrido por los más grandes éxitos de la banda que veía sus días de gloria. Se platica que el griterío del público fue realmente ensordecedor. Ante un estadio completamente repleto, cerca de 80,000 personas bailaron y cantaron una presentación digna para los libros de historia.

4. Frank Sinatra – Maracaná, 1980

Hace 40 años, el legendario cantante Frank Sinatra daría el concierto más grande y épico de toda su carrera en el magnífico estadio de Maracaná en Río de Janeiro, Brasil. Ahí congregó una cantidad de gente impensable para un evento hecho el día de hoy en un espacio designado. 170,000 personas quedaron asombradas ante el recital ofrecido por el cantante, batiendo el récord del concierto más multitudinario celebrado en un estadio al aire libre.

En ese concierto, se vio a Sinatra como nunca antes; siempre bromeando con el público, interactuando constantemente. Saltando del escenario de un lado a otro para ir a saludar a los asistentes de una manera más personal. A su vez, homenajeó al fútbol brasileño emulando a los jugadores en el terreno de juego. Algo que hizo del concierto uno realmente especial, fue cuando al abrir el show, de manera inesperada, le dedico a Brasil la canción “The Coffee Song” que dice “They’ve got an awful lot of coffee in Brazil”. Esa canción nunca formaba parte de sus sets, por lo que esta rareza se convirtió en todo un regalo para el público de Rio de Janeiro.

5. The Rolling Stones – Strahov Stadium, 1995

El propio presidente Václav Havel presentó a la legendaria banda de rock en el Estadio Strahov de Praga, República Checa, en 1995. Los checos probaron por primera vez un concierto de rock al estilo occidental y vieron en vivo en estrellas de escenarios sobre las que solo habían leído y de cuya música pasaron de contrabando en cintas de mano en mano. La audiencia de 100.000 personas estaba en un frenesí y los Rolling Stones hicieron todo lo posible por cumplir todas y cada una de sus expectativas.

El lema del concierto, que formaba parte de su gira Urban Jungle, apareció en carteles y camisetas en todas partes: “The Stones Are Rolling In, The Tanks Are Rolling Out”, haciendo alusión al fin de la guerra, y qué mejor manera de empezar un nuevo capítulo que con música. Mick Jagger luego le envió un saludo a los checos diciendo que también había sido un momento muy especial para la banda.