Ha sido un año en el que ocurrieron muchas cosas, pero definitivamente uno de sus mayores distintivos ha sido el gran número de celebridades que han perdido la vida a lo largo de estos doce meses.

Desde enfermedades, hasta sobredosis, el 8 de diciembre (la semana pasada) se conmemoró la fecha en la que ocurrieron dos muertes tragiquísimas para el mundo de la música, en 1980 John Lennon es asesinado y en el 2004 Dimebag Darrell, guitarrista de Pantera, fue asesinado mientras tocaba sobre el escenario. Ah, y eso mismo día pero de 1971 nació Jim Morrison.
Aquí les contamos de algunas de las muertes más trágicas de músicos y cantantes.

Cliff Burton

El disco de Master of Puppets es, sin duda alguna, uno de los trabajos más reconocidos en la carrera de Metallica. Aunque también trae consigo una trágica historia que dejó marca en la banda: la muerte de su bajista, Cliff Burton.

Mientras viajaban por las carreteras de Suecia el 27 de septiembre de 1986 como parte de la gira europea, Burton dormía en la litera que era de Kirk Hammett –por alguna razón a todos les gustaba pelear por ella– cuando el autobús en el que iban derrapó debido a las placas de hielo en el pavimento.

Esto ocasionó que se volcara y comenzara a rodar varias veces, y fue en ese momento en el que Cliff salió despedido a gran velocidad del autobús, para ser aplastado por el mismo con la espalda hacia arriba. Una vez que todos levantaron el camión, encontraron a su amigo muerto, lo que causó que Hetfield tratara de golpear al conductor debido a la intensidad del momento.

 

 

Selena Quintanilla

Yolanda Saldívar era directora del Club de fans oficial de Selena y de sus boutiques. Era una persona de suma confianza para ellos, hasta que empezaron a recibir quejas de los trabajadores de las boutiques quejándose del comportamiento de Saldívar. Después de una serie de investigaciones, la familia de Selena descubrió que Yolanda estaba malversando más de 60 mil dólares en cheques falsificados, al tratar de contactarla ella desapareció. El padre de Selena le prohibió tener contacto con Selena, pero ella (necia) no quería terminar su amistad con Saldívar.

La mañana del 31 de marzo de 1995, Selena se reunió con Saldívar en una habitación del motel Days Inn en Corpus Christi, pidiéndole explicaciones del dinero faltante, Saldívar distrajo la conversación diciendo que había sido violada en México ¡ES NETA! Selena llevó a Saldívar al Hospital Regional de Médicos, donde los médicos no encontraron evidencia de violación. Regresaron al motel y a las 11:48 am, Saldívar sacó un arma de su bolso y apuntó a Selena.

Selena intentó huir, y antes de salir de la habitación Saldívar le disparó, la bala impactó en el hombro inferior derecho, rompiendo una arteria y causando una pérdida masiva de sangre.136 Seriamente herida, Selena corrió hacia el vestíbulo del motel, dejando un largo rastro de sangre.

Allí se desmayó y fue socorrida por los trabajadores del motel, que llamaron a una ambulancia. Para hacer –aún más– trágica la cosa, Saldívar, mientras perseguía a Selena, le gritaba “puta”. Antes de desmayarse, Selena alcanzó a señalar a Saldívar como su agresora y dio el número de la habitación en la que había recibido el disparo.

 

 

Jerry Fuchs baterista de !!! (Chk, Chk, Chk)

Apenas transcurrían los primeros minutos del 9 de noviembre de 2009, cuando Jerry Fuchs –baterista de !!!– y un amigo venían de regreso de una fiesta cuando el elevador en el que iban se quedó atorado poco antes de llegar al quindto piso, de un edificio en Williamsburg, Nueva York.

Como era un elevador de carga ambos trataron de saltar al quinto piso. El acompañante logró un aterrizaje perfecto, pero un pedazo de la ropa de Fuchs se atoró y lo jaló hacia atrás de inmediato al momento de intentar el salto, esto lo hizo caer entre un agujero de separación en el ascensor.

Fuchs cayó hasta el fondo del elevador lesionándose gravemente, y fue trasladado al hospital pero el daño era irreversible, por lo que falleció a las 3:30 a.m. (luego de tres largas horas de sufrimiento).

 

 

Marvin Gaye

Después de haber sufrido un par de altibajos en su carrera y vida amorosa, Marvin Gaye terminó por llegar a europa a principios de los ochentas para firmar con la disquera Columbia Records y lanzó el álbum Midnight Love, lidiando con su gran problema de adicción a la cocaína al mismo tiempo.

Esto lo ayudó a regresar al mundo de la fama, del cual había estado muy distante, pero sólo ocasionó una gran recaída en las drogas del cual intentó buscar refugio regresando a casa de sus padres. Aunque las discusiones que mantuvo con su padre sólo lo aislaron a intentos de suicidio.

Un día antes de su cumpleaños número 45 –el 1 de abril de 1984– las discusiones se salieron de tono, ocasionando que su padre le diera dos balazos. El hombre alegó que todo fue en “en defensa propia” porque su hijo lo agregó a golpes y esto no era la primera vez que lo hacía, a consecuencia del abuso de las drogas.

Tristemente su muerte coincidió con “April’s Fool” el equivalente al “Día de los inocentes” en Estados Unidos, por lo que en un principio la policía decidió ignorar tantas llamadas de gente confirmando que Marvin Gaye había fallecido.

 

 

El día en que murió la música

Un accidente de avión logró cambiar el curso de la historia, marcando el 3 de febrero de 1959 como “El día en que murió la música” cuando Buddy Holly, Ritchie Valens J. P. “The Big Bopper” Richardson viajaban cerca de Iowa.

Esto sucedió debido a que mientras Buddy Holly se encontraba en su gira “Winter Dance Party”, dos músicos cuyas carreras iban en ascenso, decidieron unirsele al escenario. Fue un tour muy caótico decido a las condiciones del clima, haciendo que los viajes en autobús fueran insoportables, con varios miembros de la banda enfermos y partes del cuerpo congeladas.

Al ver la situación, después de presentarse en Iowa, Holly pidió que se fueran en un avión privado camino a Moorhead, Minnesota, su próximo destino. Así que sortearon y cambiaron lugares para ver quien llegaría más rápido y cómodo que los demás, por lo que Valens, Richardson y Holly quedaron en la misma aeronave.

Pero fue ahí cuando el piloto perdió el control debido al mal clima invernal, además de que no sabía leer correctamente los instrumentos en cabina de la aeronave. Por lo que terminaron por estrellarse.