5 mujeres que innovaron (y cambiaron) la historia de la música

La música así como muchas de las artes se ha escrito a partir de grandes nombres, que han hecho miles de cosas para inmortalizarse y que cambiaron la manera en que interpretamos, escuchamos y vivimos las canciones. Podríamos mencionar a miles de nombres como Beethoven, Mozart, Elvis Preasley, The Beatles, Chuck Berry, David Bowie y muchos más, pero en la realidad es que en la oscuridad y detrás de todos ellos hubo muchísimas mujeres que innovaron desde su trinchera, ya sea técnicamente o con la manera en que tocaban sus instrumentos. 

Es por eso que, para reconocer todo el trabajo que hicieron y su importancia en la historia de la música, les presentamos a cinco mujeres que quizá no conozcas, pero que sabrás todo lo que hicieron por los artistas legendarios que tanto nos encantan y que estamos seguros que después de esto comenzarás a investigarlas:

Sister Rosetta Tharpe

Todos conocemos al rock and roll por figuras como Elvis Presley, Chuck Berry, Little Richard, Jerry Lee Lewis y hasta Johnny Cash, sin embargo hubo una mujer que influyó a todos estas leyendas de la música para que se animaran a entrarle a este ritmo rebelde y nuevo, Sister Rosetta Tharpe. Ella empezó a tocar y cantar a los cuatro años de edad, y desde entonces ya la conocía como La pequeña Rosetta Nubin, el milagro de la guitarra y el canto, cuando acompañaba a su mamá a cantar en la iglesia. Expuesta al blues y al jazz en el sur de Estados Unidos y después de que su familia se mudara a Chicago en los años veinte, empezó a tocar estos géneros en privado, mientras ella seguía cantando gospel en eventos públicos.

Su estilo único reflejaba estas influencias laicas: tocaba las notas como los músicos de jazz y pisaba los trastes de la guitarra como Memphis Minnie, la más prolífica y popular mujer del blues de la época, y quizá de la historia. Durante toda su carrera grabó 17 discos y nos dejó clásicos como “This Train”, “Didn’t It Rain”, “Rock Me” y muchos más. Aunque casi nadie la menciona, su influencia y su aportación al rock es innegable, una de esas mujeres que sin ellas no conoceríamos el rock como tal. 

Delia Derbyshire

El mundo de la electrónica tiene un padre, el maestro de la síntesis, Robert Moog, quien creó los famosos instrumentos que llevan su apellido. Pero a la hora de ejecutarlos, hay nombres que se han quedado un poco olvidados y si hubiera una madre de este género tan abstracto sin duda sería Delia Derbyshire. Ella fue una verdadera artista en la extensión de la palabra, desde temprana edad desarrolló un talento especial para la música, aunque también estaba interesada en la radio. Mezclando sus más grandes pasiones logró entrar al taller radiofónico de la BBC, un lugar de experimentación sonora de bajo costo para los nuevos radioteatros y producciones televisivas de la emisora, pasando de Asistente de Gerente del Estudio a una de las compositoras más grandes del estudio. 

Su trabajo se puede escuchar en series como Doctor Who –en donde ella creó el tema de apertura del programa original, así como en nuevas producciones donde ella comandaba los sintetizadores y un monstruoso número de cables y perillas con las que creaba sonidos únicos. Si quieren checar más de la vida de esta mujer, échense este documental que está buenísimo. 

Carol Kaye

Otra mujer dentro del rock que muy pocos conocen. Carol fue una bajista de sesión muy famosa de los años 60 pero su rol fue más allá de eso, se encargó bajita la mano de darle otro sentido al bajo eléctrico en la música popular, llevándolo de un instrumento casi imperceptible a ser en ocasiones el protagonista de una canción. Comenzó como guitarrista de jazz, ella fue la encargada de tocar los riffs de “La Bamba” popularizada por Ritchie Valens, pero un día –así como las cosas grandes que pasan de repente– la persona encargada de tocar el bajo no fue al estudio de grabación, así que Carol decidió hacerse cargo de las cuatro cuerdas y a partir de ahí todo cambió.

A lo largo de más de 40 años en la industria musical, podemos escucharla en grabaciones de bandas clásicas como en todo en el aclamado Pet Sounds de los Beach Boys y en canciones de artistas importantes como Frank Sinatra, Elvis Presley, Ray Charles, Joe Cocker, Simon and Garfunkel, Frank Zappa, The Monkees y muchos más, por si esto fuera poco también grabó un disco en solitario llamado Picking up on the E string . Si agarras cualquier álbum de los 60 de rock o pop de esa época, seguramente escucharás alguna de las características líneas de bajo de Carol Kaye. 

Wanda Jackson

Antes de que un tal Elvis Presley sacudiera al mundo con su irreverencia y la manera en que movía la cadera, hubo una mujer con la que salió de la cual aprendió un montón de cosas. Wanda Jackson para nada fue la primera mujer en entrarle al rock and roll, sin embargo si podemos considerarla como una pionera a la hora de tener hits. Ambos se conocieron cuando eran mu jóvenes, y sería Presley quien la animara a dirigir sus pasos de cantar música country y gospel, música que interpretaba desde la infancia, a intentar cantar rock and roll. Pronto desarrollaría su especial y explosivo estilo de voz que le permitió trabajar diversos géneros, desde canciones folk tradicionales hasta sugestivas baladas.

Jackson se volvió famosa por rolas como “Let’s Have A Party” y “Fujiyama Mama” –canción que era un cover de la cantante Annisten Allen y que tenía referencias a los bombardeos de Hiroshima y Nagasaki –. Se dice que El Rey tomó prestadas muchas cosas de su ex novia para convertirse en el ídolo que fue, como su rebelde estilo vocal, y también ese extraño look de pandillera para la época con el que Wanda le dio una onda urbana y badass al movimiento. 

Odetta

Para terminar este conteo, tenemos a una mujer que influenció a una generación enorme de artistas de folk, hablamos de Odetta Holmes, mejor conocida simplemente como Odetta. Este mujerón inició en el mundo de la música a los 13 años, tomando lecciones de ópera, aunque después se interesó en la guitarra y sobre todo en contar historias de la vida cotidiana, de injusticias y cosas típicas de la sociedad norteamericana de clase media o baja. Fue tanto lo que hizo en poco tiempo que el mismísimo Marthin Luther King la llamó ‘La Reina de la Música Folk Americana’ gracias a las letras sinceras y crudas que componía para sus canciones.

Su influencia no solo se vio en el movimiento por los derechos civiles, sino que le cambió la vida a jóvenes cantantes como Joan Baez, quien mencionó que ella era una diosa y que su pasión la había emocionado, por si esto fuera poco Janis Joplin dijo que  pasó gran parte de su adolescencia escuchando a Odetta, y que fue la primera persona que intentó imitar cuando empezó a cantar, pero sobre todo hubo un trovador que estaba buscando identidad, un tal Robert Allen Zimmerman –mejor conocido ahora como Bob Dylan-. Dylan dijo que escuchó el disco Odetta Sings Ballads and Blues en una tienda de discos y cuando salió de la tienda cambió su guitarra eléctrica por una Gibson acústica.