Mucho se ha hablado sobre el lugar que las mujeres ocupan dentro de la industria de la música. Es una realidad que las oportunidades son menores y que alcance a nivel comercial no tiene el mismo impacto que los hombres; sin embargo, algunos músicos se han encargado de abrir las puertas y hacer que la inclusión femenina, sobre todo en bandas de rock, sea mayor y una realidad.

Los ejemplos sobran, aunque no son suficientes, desde hace muchos años como la presencia de The Ace of Cups y The Runaways. Ahora, hay más nombres por considerar como Warpaint, Savages, Ruido Rosa, y no necesariamente conformadas por puras mujeres, sino con la presencia de una sola como Wolf Alice, Tash Sultana, St. Vincent y más. De acuerdo con un estudio realizado por Fender, fabricante de guitarras, cada vez hay más mujeres guitarristas en la industria.

El estudio reveló que en Estados Unidos y Reino Unido, 50 por ciento de los próximos y nuevos guitarristas, son mujeres. Lo mismo sucede con las mujeres que están aprendiendo a tocar la guitarra. “Hoy, los guitarristas han crecido en un contexto cultural totalmente distinto y en un panorama de música popular diferente con artistas en crecimiento como Mura Masa, Tash Sultana, Youngr, Daniel Caesar y Grimes que están cambiando la forma en que la guitarra se utiliza”, dijo Andy Rooney, CEO de Fender.

En una entrevista con Forbes hace unos meses, Rooney dijo que como empresa, “necesitamos comunicar más con las audiencias femeninas y con los artistas con los que se conectan para utilizar a las mujeres como representación”. Esto tiene el objetivo de que las mujeres se sientas más incluídas y con mayores posibilidades de intentarlo.

¿Por qué apenas 50 por ciento de los guitarristas son mujeres? Muchas de las que participaron en el estudio dijeron que se sentían intimidadas por la escena musical como consecuencia de la poca diversidad e integración de género desde que comienzan a intentar entrar en la industria. Las chicas de HAIM siempre han hablado de este tipo de circunstancias y han denunciado en diversas ocasiones lo que sucedió con ellas y colegas. 

Cuando Este Haim recibió el premio de Best International Band, dijo ante las audiencias, sobre todo para las femeninas que “en cualquier momento en que entren a una tienda de guitarras o un estudio de grabación, no dejen que las intimiden o las hagan sentir que no pertenecen a ese lugar porque en realidad sí deben estar ahí”.