A 44 años de la salida de Led Zeppelin IV, recordamos su importancia

En 1970 Led Zeppelin ya era una de las bandas más grandes del planeta, llenaban estadios, tenían miles de fanáticos, había leyendas a su al rededor y su estatus se estaba elevando a niveles míticos.

Sin embargo, a su tercer álbum titulado simplemente Led Zeppelin III

no le estaba yendo muy bien ni con la crítica ni con los fans.

La crítica esperaba que el sonido de III fuera mucho más agresivo en lugar del sonido más cercano al blues, folk y a música con influencias de medio oriente que prevalecía en este álbum.

Los fans tampoco estaban muy impresionados pues esperaban que estilisticamente el disco continuara con lo hecho en Led Zeppelin II.

La banda básicamente estaba muy harta de todas estas reacciones, así que a manera de protesta, decidieron que su próximo álbum no tuviera título y, en su lugar, utilizaron cuatro símbolos que representaban a cada uno de los miembros: Jimmy Page, Robert Plant, John Bonham y John Paul Jones.

La idea fue de Jimmy Page quién quería darle algo de anonimato al disco, sin embargo, al ser el cuarto álbum y con cuatro miembros en la banda, optó porque cada quién tuviera un símbolo propio.

Las grabaciones del cuarto álbum de Led Zeppelin se llevaron a cabo de diciembre de 1970 hasta marzo del 71 y, un día como hoy de hace 44 años, se lanzó al mercado el disco popularmente conocido como Led Zeppelin IV.

led-zep-iv

El álbum fue un éxito instantáneo, vendió millones de copias en poco tiempo y llego a posiciones muy altas en los charts estadounidenses y británicos, fue el tercer disco más vendido de los años 70 y uno de los más vendidos de todos los tiempos.

Quizás también sea el logró artístico más alto en la carrera de la banda, convirtiéndose en un clásico instantáneo y llevando a la banda a la inmortalidad.

Todo esto en un disco que explora géneros que van del folk y blues que siempre fueron influencias muy importantes en su música hasta el hard rock y el todavía naciente heavy metal, Led Zeppelin IV complació a críticos y fans en general.

Y ¿cómo no iba a lograrlo? Grandes canciones están incluidas en este álbum. Comienza contundentemente con Black Dog con una rítmica poco usual que, sin embargo, con un riff memorable es difícil sacarse de la cabeza.

Rock and Roll es exactamente eso, The Battle of Evermore con sus referencias a The Lord of the Rings.

Mención a parte merece Stairway to Heaven, la que muchos consideran la mejor canción de la historia. Tanto musical como líricamente es perfecta y tiene uno de los solos de guitarra más recordados de todos.

Led Zeppelin IV es de esos discos que se pueden considerar perfectos, no hay relleno, solo grandes canciones y 44 años después sigue sonando igual de bien.

Su influencia se puede escuchar el prácticamente todo el rock pesado desde entonces hasta la actualidad, así como las muchas referencias que hay de Stairway to Heaven en la cultura popular.

Led Zeppelin IV junto con discos como Dark Side of the Moon de Pink Floyd, Sgt. Peppers Lonely Hearts Club Band de los Beatles y Pet Sounds de los Beach Boys, expandieron los limites del rock y demostraron todas las posibilidades de este género.