Medio siglo de King Crimson en el caos total, la disonancia y el rock progresivo con una de sus joyas que ya es parte de la historia de la música popular. In the Court of the Crimson King se encuentra de cumpleaños y el Teatro Metropólitan será una de las sedes de la fiesta.

La historia de una de las bandas emblemáticas de la experimentación y el virtuosismo musical se inició en 1969 bajo el liderazgo de un adelantado de la guitarra, Robert Fripp, la voz de Greg Lake, Michael Giles en la batería, los teclados y flauta a cargo de Ian McDonald y las letras de Pete Sinfield.

El resultado fueron más de 42 minutos de estruendo sonoro, free jazz, pasajes ambientales y las letras en un tono abstracto y plagado de figuras sonoras. In the Court of the Crimson King se hizo leyenda y referencia de lo que se llamó rock progresivo, una corriente que tuvo su esplendor en la primera mitad de los años setenta y sobrevive en la oscuridad.

Con su disco debut bajo el brazo, King Crimson fue telonero de The Rolling Stones en un concierto en Hyde Park, muy cerca de Londres, en ese mismo 1969 y la crítica tuvo que reconocer la valía del disco debut de su majestad carmesí.

Foto: Getty Images

Entre 1970 y 1975, el grupo fue variando su formación, siendo el eje de todo Robert Fripp y fueron lanzados seis discos que dejaron en claro que el Crimson era un punto y aparte en el ya desgastado Rock Progresivo.

En los años 80, King Crimson revivió con un sonido menos clavado, cercano al new wave y en esos años se unieron al proyecto un par de músicos que fueron claves en los años siguientes: Adrian Belew y Tony Levin.

Foto: DeMemoria

La década de los 90 fue el regreso al sonido progresivo como dios manda, Fripp sumó a la banda dos baterías y un sonido más denso, en donde la improvisación era una parte actuante del grupo. En esos años se dio la primera visita de la banda a México, en 1996.

Foto: DeMemoria

King Crimson regresó a nuestro país en 2001, 2004 y en 2017 en seis conciertos que atiborraron al Teatro Metropólitan, lo que fue el presagio de que en el 2019 regresarían para celebrar como es debido los primeros 50 años de la sonoridad inagotable de su primer disco, In the Court of the Crimson King.


También podría interesarte: 

La vez que censuraron a Celso Piña por cantarle al Che Guevara 

La primera película de terror mexicana: una historia que pocos conocen

Échale un ojo a las redes sociales de DeMemoria: Facebook, Instagram y Twitter.