Abecedario Corona Capital: Con D de Deap Vally

El duo conformado por Lindsey Troy y Julie Edwards se muestra por primera vez en México con su próxima participación en el CC13. Esta banda de Los Ángeles que apenas hizo su debut hace unos meses con Sistrionix será parte de la alineación del segundo día. Ellas son Deap Vally y no necesitan más que una guitarra y una batería para dejarte tendido con su blues-rock. Y uyy esas piernas de la cantante…

EL MEJOR TEMA

En “Gonna Make My Own Money”, las rockeras dejan claro su postura de buscar su camino en un mundo de prejuicios que en el siglo XXI no han sido superados. La canción consiste de una simple estrofa que dice:

You say marry a rich man
Find a rich one if you can
Daddy, don’t you understand?
I’m gonna make my own money, gonna buy my own land

Y ya. Estos versos se repiten entre acordes que siguen la estructura LOUDquietLOUD lo cual nos remite a sus contemporáneos dentro del género (mas detalles sobre eso abajo). La gracia de la canción reside en que la cantante le da un énfasis distinto a la letra cada vez que la repite. Mientras “Baby I Call Hell” y “Lies” tienen unos riffs más memorables, los coros de las dos canciones se parecen demasiado, así que por eliminación nos quedamos con “Gonna Make My Own Money”.

Cerca pero no: “Baby I Call Hell” / “Lies”

EL MEJOR VIDEO

A diferencia de “Gonna Make My Own Money” donde la cámara se pega a su trasero de mezclilla durante todo el video (pues sí, están buenas pero también tocan, ¿no?), “End of the World” nos da una mejor vista de la personalidad de Lindsey y Julie detrás de los escenarios y también nos muestran algo de esa energía que tanto alardean sobre sus conciertos. Este video nos ganó por la parte donde corrigen el nombre de la banda en un pizarrón en lo que debe ser un error muy común.

Cerca pero no: “Lies”

EL MEJOR DISCO

Y bien, no podíamos hacer esta nota de Deap Vally sin mencionar a los White Stripes y a los Black Keys. La mayoría de los comentarios en las redes sociales los suelen comparar con esas dos bandas porque, obvio, no existen otros referentes en el blues-rock-punk-garage-del 2000 para acá. Si nos preguntan a nosotros, quizás Wolfmother o The Death Weather nos permitan hacer un mejor contraste con su música pero en fin, los Black y White tampoco están muy lejos del blanco. Después de todo, Deap Vally también son dos músicos pero, oh novedad, son mujeres (nadie te extraña, Meg White). Con respecto al disco, en Sistrionix, Lindsey Troy suelta un aullido a nivel Stockdale aunque todavía le faltan unas octavas para alcanzar el nivel Plant. Sin embargo, esto lo compensa con algunos guitarrazos rompe-tímpanos en temas como “Lies” y “Six Feet Under”. Si es que el álbum tiene algún defecto es que las canciones se parecen demasiado entre ellas, y sin muchos problemas pudieron dejar fuera dos temas para que el disco tenga más golpe. De cualquier forma, el álbum nos deja con la promesa de que lo mejor de la banda californiana está por venir. Si algo nos demostraron los Black Keys y los White Stripes es que el éxito se tarda unos años en llegar.

Lo que probablemente no sabías: Entre las artistas femeninas que Deap Vally admira se encuentran Karen O, tUnE-yArDs, Jess Roberts, Lady Gaga, Courtney Love (por su presencia de escenario, no tanto por su personalidad), Joan Jett y ¿por qué no? Kim Fowley. Girl power!