Son pocas las veces en el año donde cientos de cabecitas de algodón comienzan a llegar a un concierto, normalmente son las crías las que abarrotan los lugares pero hoy es diferente gracias a la Orchestra Manoeuvres In The Dark (OMD), una banda que solo tus papás seguramente conocen y tú la bailas con el remix de Enola Gay hecho por David Guetta.

Andy McCluskey, Paul Humphreys, Martin Cooper y Stuart Kershaw son un cuarteto que soñaban ser revolucionarios en los 80 y ahora hacen suspirar a cuarentonas; ellos, ya entrados una década más adelante, brincan y bailan mejor que cualquier chico 20 años menor que ellos.

OMD nunca tuvo la fama de Kraftwerk o Depeche Mode, muchos los consideran un One Hit Wonder pero ellos están lejos de ser eso. Son más que una canción pero su fama no trascendió como ellos hubieran querido en América debido a las pocas estaciones de radio que transmitían su música. Aún así, para sus fieles seguidores ellos representan la pureza del Synth-Pop.

Eran las 21:00 horas, algunos con whisky en mano coreaban el nombre de la banda, ¡Ou-Em-Di, Ou-Em-di!

OMD / Liliana Estrada: @LiliEstradaMx

Desde el primer beat de Messages, Tesla Girls e Isotype, las gargantas comenzaron a deesgañitarse. Algunos nos quedamos sordos, OMD era como una “Boy Band” hace más de 30 años y aquellas enamoradas no podían creer ver a lo que consideran como sus “Backstreet Boys”.

Luces multicolores hacían sentirnos como en el Patrick Miller (con menos calor), McCluskey bailaba y movía las manos como si fingiera tocar el teclado de Humpreys; OMD elabora sonidos que podrían ser parte de un soundtrack o sentirnos como en una vieja película futurista.

Los acompañamientos al saxofón de Cooper unidos a la batería de Stewart se sincronizaron perfectamente mientras desfilaban rolas como Joan of Arc, Talking Loud and Clear y Walking on the Milky Way; llegó el teclado de Enola Gay, más gritos y menos capacidad auditiva quedaba para escuchar un clásico que era parte del menú de la extinta estación de radio La Pantera y también de Universal Stereo. Secrets seguramente la cantaba tu tía mientras se duchaba de joven.

Queremos decirles que vamos a regresar muchas veces más, está es la canción más rápida que tenemos, dura 3:42 minutos y esperamos que les guste“, dijo McCluskey.

Electricity marcó un final memorable, el final de 13 discos que tienen bajo el brazo una de las bandas menos valoradas en la historia de la música y que hoy hizo que más de 4 mil personas se rindieran ante su música.

OMD / Liliana Estrada: @LiliEstradaMx

Por: Emmanuel Gutiérrez