Ayer por la tarde, Megan James compartió las letras de todas las canciones en el próximo álbum de Purity Ring, Another Eternity. La letra es uno de los temas que cubrimos en nuestra larga conversación con Corin Roddick, la otra mitad del dúo canadiense. Another Eternity, segundo álbum de Purity Ring

y uno de los discos más anticipados del 2015, sale a la venta el 3 de marzo, a través del sello británico 4AD.

Purity Ring no ha tenido que viajar por mucho tiempo, pero en ese breve lapso ha dado brincos enormes para colocarse en las primeras filas del indie rock. Muchos críticos señalan al dúo por popularizar un estilo de música que ahora resulta una constante en el sonido de muchas bandas y artistas, como Lorde, Broods, Chvrches, y FKA twigs, por mencionar a pocos nombres que han estado generando ruido últimamente. Este año, Purity Ring está de regreso para reclamar su sonido y demostrarle a los demás cómo se hace. Hasta la fecha, Sopitas.com ha tenido oportunidad de escuchar tres adelantos. Por si ya te mueres de ganas de escuchar el álbum completo, pendiente…

ACTUALIZACIÓN: Ya puedes escuchar completo el nuevo álbum de Purity Ring: Another Eternity.

CORIN RODDICK: Definitivamente es un sentimiento distinto esta vez porque más gente nos ha escuchado. Es como el segundo paso en todo lo que hemos realizado hasta ahora. Así que es diferente, pero al mismo tiempo es parecido porque tenemos que lidiar con las mismas cosas como prepararnos para la gira, hacer entrevistas, sesiones de fotos, todo ese tipo de cosas… es emocionante porque estuvimos mucho tiempo fuera solo para escribir el álbum, así que no hemos tenido mucho qué hacer entre nosotros dos solos. Se siente bien salir a las afueras.

SOPITAS.COM: Entonces ya tienes una mejor idea de por dónde va el asunto. Ya no te sientes como el novato que está a la expectativa de lo que sigue.

CR: ¡Sí! Digo, el éxito que tuvimos con el primer álbum definitivamente fue algo sorprendente. Todas las partes que conforman la promoción de un disco eran algo muy bueno y, sin duda, una experiencia de aprendizaje sobre cómo sentirse cómodo con el proceso. Esta vez sabemos un poco más sobre lo que hay que esperar, por lo que nos sentimos más tranquilos ahora.

S: En los días en que estaban estrenando los primeros sencillos, así de la nada, como “Belispeak” u “Obedear”, eran considerados como una entidad semianónima. Y aún así fueron capaces de crear todo este ruido a través de recomendaciones de boca-en-boca. Hoy el nombre de Purity Ring carga con mucho, en otras palabras, tienen una base de fans bastante numerosa que está a la espera de algo nuevo y emocionante. ¿Crees que una banda siente la necesidad de alcanzar sus expectativas?

CR: Creo que es importante que no dejemos que la presión afecte el aspecto creativo de las cosas. Cuando empezamos con éste disco, de hecho nos tomó bastante tiempo dar el primer paso. O sea, no habíamos escrito una canción en más de un año, tras el lanzamiento de Shrines. Parte del motivo por el que nos tardamos tanto es porque sentíamos que sí había algo de presión y sentimos que nos hacía falta una buena idea de lo que íbamos a hacer luego. Necesitábamos que fuera un progreso natural de lo que habíamos hecho. Después de un rato nos dimos cuenta que sentir ese tipo de presión realmente no es muy saludable para el proceso creativo, y simplemente tratamos de olvidarlo para reducir [nuestra tarea] a escribir música sin tener mucho en mente. Y luego, justo cuando arrancamos de verdad y ya teníamos un par de canciones, el proceso empezó a fraguarse rápidamente, y nada de aquellas cosas tuvo importancia de nuevo. Simplemente nos dedicamos a componer música para nosotros, lo cual pienso que es cómo se debe de hacer. Con lo que aprendimos esta vez sobre cómo lidiar con las expectativas, creo que será más sencillo poner esas cosas a un lado para grabar un tercer disco, ya cuando tengamos la necesidad de hacerlo.

S: Supongo que es muy pronto para andar pensando en un tercer disco.

CR: Bueno, cerramos el segundo disco hace un par de meses, así que hoy ya estoy pensando en el tercer álbum.

S: Ok, con respecto al segundo álbum -el que están por lanzar ahora- ¿cuál es esta “otra eternidad” que le da su título al nuevo disco?

CR: Proviene de las letras de la canción “Begin Again”, la cual es para nosotros el punto central del álbum. Digo, está en la mitad del tracklist, pero sónicamente y atmosféricamente nos parece la canción más representativa en el álbum. De hecho, queríamos que esa canción fuera el tema titular, y esa letra en particular era algo que resaltaba mucho para nosotros. Pero las letras son más bien el dominio de Megan. Era algo que tenía mucho sentido para ella, y a mi me pareció genial. Realmente no teníamos muchos nombres bajo consideración, pero cuando llegamos al punto de darle un nombre al álbum, fue una decisión rápida y sentimos que fue la correcta, así que nos fuimos con esto.

S: Lo que me gusta de Purity Ring es que la música es un reflejo del misterio y la ambigüedad que exploran las letras. Con respecto a las nuevas canciones, hay muchas referencias a la Tierra, a las estrellas, entidades cósmicas, que en un contexto distinto no funcionarían. ¿Cómo encuentras la melodía apropiada para el verso apropiado?

CR: No estoy seguro, simplemente encaja. Cuando llegamos a crear melodías o tonos en los sintes, en realidad no tomo en cuenta el contenido lírico o el tema de las letras. Simplemente trabajo con melodías distintas y experimento con sonidos distintos, y cuándo sucede lo sabes. De repente, cuando tocas algo pequeño y parece encajar, se siente bien. Pero yo nunca lo abordo así como “Oh, esta letra carga tanta emoción y debo igualar esa emoción con cierto tipo de melodía.” Nunca lo veo de esa manera, simplemente intento varias cosas hasta que los dos elementos armonizan.

S: En otras palabras, si Megan estuviera cantando sobre, digamos, un mal día en la escuela o una viaje a las Bahamas, ¿la música sería la misma?

CR: [Risas] En cierto sentido podría decir que sí. No soy una persona de letras, ni siquiera podría decirte las letras de mis canciones favoritas ya que me enfoco tanto en los sonidos de los vocales. Cuando las letras de una canción son cantadas con una melodía, el significado actual de las letras se desvanece, y más bien es la entrega de las palabras, y el tono de la voz, y la manera en que las vocales y las consonantes complementan la melodía… esos son los detalles a los que le prestó atención. Cualquier otro significado por encima de eso podría apreciar hasta cierto punto, pero no es en lo que me enfoco.

S: La voz como una instrumento musical…

CR: Definitivamente me importan los vocales, no me interesa mucho la música instrumental; pero más bien es el sonido de la voz, no el significado de las palabras, lo que es importante para mi. Espero que tenga sentido. Obviamente las letras son muy importantes para Megan y ella piensa mucho sobre ese aspecto de las cosas, y yo pienso mucho en cómo van a sonar los vocales en general, y cómo van a sonar con la música.

S: Había leído alguna otra entrevista en la que revelaste que tú y Megan James grabaron juntos el disco en el mismo estudio, a diferencia del disco anterior. Asumo que la comunicación mejora mucho cuando ambos están bajo el mismo techo. ¿Crees que éste álbum hubiera sido drásticamente distinto si lo hubieran grabado exactamente como Shrines?

CR: Sí, definitivamente creo que éste álbum hubiera sido distinto si nos hubiéramos apegado al mismo proceso de Shrines. Con Shrines era un trabajo por separado entre los dos. Yo realizaría una pista casi completa, de tres minutos más o menos, con un principio, mitad y final, y se lo enviaría a Megan para crear los vocales. Luego combinábamos los dos y ahí se acababa el asunto. Ni siquiera había mucho intercambio o correos de seguimiento entre nosotros. Era justo así: yo le mandaba la música, ella hacía los vocales, mezclábamos todo, y teníamos una canción. Al poder trabajar en el mismo cuarto juntos, tal como lo hicimos en el nuevo disco, logramos enfocarnos mejor en los distintos elementos de composición para construir un tema pieza por pieza. Así se podían hacer las cosas con más propósito y atención, con más retroalimentación entre los dos durante el proceso, y colaborar de verdad para que las canciones estuvieran más centradas, no lo sé, pero hizo que las canciones se sintieran más como canciones, en lugar de un ejercicio en flujo narrativo tipo Shrines.

S: Desde que Shrines salió en 2012, Purity Ring se ha convertido en un punto de referencia. En los últimos tres años me ha tocado escuchar a muchas bandas y artistas que me remiten a su sonido en particular, desde Lorde hasta Chvrches. Esta combinación de electrónica atmosférica, beats de hip-hop, e indie pop está en todos lados ahora. Crees que su sonido se ha convertido en un sello característico de la década.

CR: Al verlo de esa manera, es difícil decir si nosotros fuimos los que influenciamos directamente o si nosotros pusimos en marcha ese movimiento. En lo personal, yo no escucho mucha música con la que podríamos ser comparados así que estoy algo fuera de aquella burbuja, y no le pongo mucha atención a cosas como “Oh, este artista medio suena como nosotros” o si vinieron antes o después de nosotros. Confieso que ignoro la mayor parte de esas cosas. La gente nos dice a veces que “fuiste una influencia para esta banda y aquella otra banda” y si eso es cierto, definitivamente resulta genial escucharlo y es halagador.

purityringS: Cambiando de tema, en su gira mundial anterior tenían estos capullos colgando sobre sus cabezas que estaban sincronizados a la música. ¿Qué piensan hacer para superar ese espectáculo?

CR: De hecho, todavía estamos trabajando en el desarrollo de nuestro show en vivo. Por lo tanto, no puedo darte muchos detalles sobre lo que van a ver, ya que seguimos clavados en el proceso de averiguar qué es factible o que nuevas tecnologías podemos aprovechar. Pero el concepto general va ser una representación visual de la música similar al de la última vez, tomando en cuenta que lo que podemos hacer ahora, cómo podemos progresar, incorporando ideas en el siguiente paso, y espero que sea más emocionante para la gente que ya nos vio en vivo. Queremos que sea algo nuevo y emocionante para ellos, y será algo nuevo y emocionante para nosotros también, pero al mismo tiempo será algo similar en el sentido de que va comunicar el mismo tipo de sentimientos. Cuando la gente lo vea, queremos que piense que es un show de Purity Ring y no algo totalmente distinto, pero va a ser como una evolución. A eso es a lo que vamos. Ha sido un pequeño dolor de cabeza, hemos estado trabajando mucho en esto en los meses pasados. Estamos emocionados ya que no tardamos en cerrar ese asunto.

S: También tienen un itinerario algo pesado con la gira que viene. Cuando ves todas las fechas que se aproximan, ¿te parece abrumante, emocionante, o indiferente?

CR: Siempre me emociona mucho salir de gira. No hemos dado un concierto desde hace año y medio, así que espero con ansias la oportunidad de viajar de nuevo. Al mismo tiempo todavía tenemos que averiguar algunas cosas sobre cómo tocar estas canciones en vivo, así que resulta algo estresante ver que ya tenemos todos estos shows agendados y no hemos terminado de solucionar nuestros problemas. En esto nos vamos a enfocar los próximos días pero espero que todo se arregle.

S: Estoy seguro que sí. Bueno, tiene que serlo, no hay mucha alternativa. Y bueno, parece que México no figura en la agenda todavía, pero espero que podamos verlos de nuevo este año, sino es que el año que viene.

CR: No tenemos fechas mexicanas en la agenda aun pero definitivamente vamos a viajar a México en algún punto del ciclo de éste álbum. Espero que este año, de lo contrario, seguro el año que viene.

S: La última vez que te tuvimos por acá fue hace un par de años. ¿Habrá alguna memoria en particular que te venga a la mente?

CR: Solo recuerdo cuánta lluvia y lodo había en ese festival [Editor: el primer Ceremonia].

S: Si, fue algo horrible.

CR: Digo, era emocionante porque nunca habíamos tocado en México antes. Mucha gente se juntó para vernos, lo cual fue genial. Pero no esperaba que hiciera frío, no veníamos preparados para eso ya que pensamos “Oh, vamos a México así que va a hacer mucho calor” pero nunca habíamos viajado a la Ciudad de México antes, así que nadie sabía que en esa época del año podría llover y hacer tanto frío. No estábamos preparado del todo [Risas].

S: Debió ser una decepción.

CR: Aun así nos la pasamos bien. Exploramos la ciudad un poco y conservamos buenas memorias, aunque si quedamos algo impactados, ya que no era lo que esperábamos.

S: Ahora ya saben…

T:@ShyTurista