El metal puede ser un género que no a todos le agrade, pero alrededor del mundo tiene miles y miles de seguidores. En pleno 2019 parece que muchas personas aún no está acostumbradas a este sonido “agresivo”, pero que al final está lleno de cosas buenas y grandiosas. Resulta que hace unos años, dos integrantes de una banda fueron condenados a prisión y 74 latigazos, ¿su único crimen? Tocar metal. Sí, lo leyeron bien. 

En 2015, los miembros de la banda iraní Confess, se hicieron conocidos a nivel mundial después de que fueran arrestados por la Guardia Revolucionaria de Irán. Los músicos Nikan Khosravi y Arash Ilkhani fueron recluidos en un régimen de aislamiento. Al principio enfrentaron la pena de muerte porque “estaban promoviendo la blasfemia y publicidad contra el sistema”. 

Gracias a una laguna en el sistema, lograron zafarse de la pena de muerte, pero no pudieron esquivar el permanecer en la cárcel. Khosravi fue sentenciado a 12 años y medio de prisión y 74 latigazos (suena a broma pero no lo es), mientras que Ilkhani recibió, inicialmente, seis años antes de que se redujeran a dos. Si quieren checar bien cuáles son los cargos por los que los están culpando, son básicamente estos:

  • Insultar la santidad del Islam.
  • Perturbar a la opinión pública a través de la producción de música que contiene letras en contra del régimen.
  • Contenido insultante.
  • Participar en entrevistas con los medios de la oposición.
  • Insultar al Líder Supremo y al presidente.

Tras tres años recluidos, fueron liberados, y mientras esperaban recibir su sentencia, los músicos escaparon a Turquía. Según Loudwire, a pesar de que presentaron una apelación contra los cargos a los que se enfrentaban, nada podía salvarlos. Finalmente, a Confess se le concedió asilo en Noruega donde residen actualmente y componen música en santa paz. Sin embargo, tuvieron que pagar una buena cantidad de dinero para poder escapar de todo este alboroto. 

Confess acaba de lanzar un nuevo sencillo llamado “Evin”, que lleva el nombre de la prisión donde fueron privados de la libertad. La canción se incluirá en su nuevo álbum Revenge at All Costs. La mayoría de las rolas se escribieron entre 2016 y 2017 cuando la banda estaba en proceso de recibir su primera sentencia en Teherán, Irán. En Revenge at All Costs, los músicos se enfocan en su estadía en prisión.

No cade duda que nada puede contra el metal 🤟🏼. En esta historia, la música y la libertad triunfaron. Por acá les dejamos la canción “Evin”: