El líder de Primal Scream, Bobby Gillespie, ha sido hospitalizado tras sufrir una caída del escenario, esto mientras daban una presentación en el festival suizo de Caribana. La banda llevaba ya tocando unos 40 minutos, hasta que Gillespie decidió subirse a un bafle y fue de ahí de donde cayó.

De acuerdo con informes de NME, el músico solo sufrió una lesión leve en la espalda, de la cual ya se está recuperando. Primal Scream no pudo terminar la presentación, por lo que un representante del festival tuvo que salir a dar la triste noticia al público.

A través de su cuenta de Twitter, la banda dio las gracias a los seguidores que se han preocupado por la salud Gillespie, anunciaron que están a la espera de noticias por parte del médico y aseguraron que estarán pronto de regreso a los escenarios .

Esperamos se encuentre todo bien.

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook