En 2016, llegó a nuestras vidas La La Land, una película dirigida por Damien Chazelle que ganó seis premios Oscar, pero que también perfiló para cinco nominaciones a los Grammy Awards 2018. De éstas ganó cuatro, y así fue como esta película, que por error se había postulado como la mejor película de 2017 —aunque en realidad fue Moonlight—, se convirtió en el musical más exitoso en mucho tiempo. Sin embargo, dos años después llegó A Star Is Born, una readaptación del filme de 1976 protagonizado por Barbra Streisand y Kris Kristofferson, pero que en esta ocasión estuvo bajo la batuta de Bradley Cooper, quien fungió como director y actor. Este filme ha sido aclamado por la crítica, por los especialistas en música y por los fans mismos. Muchos aseguran que Lady Gaga se descubre como una gran actriz y las canciones, por supuesto, dejan mucho sentimiento conforme el momento del filme.

Pero de todo esto, lo que más está causando extrañeza o mejor dicho, sorpresa, es que en la 61ª edición de los Grammy Awards, Bradley Cooper haya ganado varios premios que incluso dejan por debajo a Bob Marley, uno de los principales referentes del reggae y cuya carrera artística fue tan prolífica para hacer que ganara 15 discos de platino y que además, vendiera más de 28 millones de copias de discos en todo el mundo. Pero no solo él, sino otros artistas y agrupaciones que igualmente tuvieron su momento en la historia de la música y que sirvieron como inspiración para muchas otras bandas.

Ahora bien, la canción que hizo que Cooper se llevara a casa una estatuilla fue “Shallow”, una de las canciones que aparecen en A Star Is Born y que fue nominada en cuatro categorías de las cuales se ganó dos: Mejor Canción Escrita para Película o Serie y Mejor Performance Dúo Pop. Y aunque compitió para Mejor Canción del año, el premio se lo llevó Donald Glover con “This Is America”.

A pesar de que A Star is Born es una de las películas musicales más reconocidas en el último año, no es un filme que como La La Land, se haya llevado múltiples premios en una sola noche, pero sí fue la encargada de darle un Grammy a Bradley, ya que en la categoría de Mejor Performance de Dúo Pop, la estatuilla le es entregada a los artistas o cantantes, que en este caso son Cooper y Lady Gaga. Entonces, es así como el actor ganó más Grammys que Bob Marley, Jimi Hendrix, The Who, Patti Smith, Depeche Mode, Chuck Berry, Iggy Pop, The Velvet Underground y más, quienes nunca han obtenido un Grammy.

En su momento, Bob Marley estuvo nominado en dos categorías, de las cuales no ganó ninguna. En 2001, a 20 años de su fallecimiento, se llevó a casa el Grammy de Lifetime Achievement. Otro caso como el de Marley es el de Chuck Berry, quien jamás fue reconocido con un Grammy por su carrera. Sin embargo, así como el cantante jamaiquino, se le entregó un premio de Lifetime Achievement. The Velvet Underground ni siquiera estuvo nominado a alguna categoría y por consiguiente jamás recibió un Grammy. Lo mismo con Patti Smith, The Who y Kiss, que únicamente recibió una nominación pero no la ganó. 

Tal vez la industria de la música sea muy amplia, pero también es el reflejo de que al menos en cuanto a reconocimientos importantes se refiere, sigue las tendencias más allá de la trayectoria musical e impacto cultural. Es así como una vez más, vemos que a los Grammy les falta todavía mucho camino por recorrer…