Una de las relaciones más importantes en el mundo de la música sin duda es la de Freddie Mercury y Brian May, que más allá de Queen y los rolones clásicos que nos dieron, la amistad que tenían era muy grande. Pues resulta que el señorón May andaba vacacionando por África junto a su esposa, y ya estando ahí decidió cambiar la ruta e ir Zanzíbar, tierra que vio nacer a Freddie, y se aventó un recorrido nostálgico junto a Kashmira, la hermana de la leyenda, por las calles que sin saberlo, le darían un primer hogar a uno de los héroes más grandes de la historia.

En su cuenta de Instagram, el guitarrista nos dio un pequeño tour por lugares emblemáticos para Farrokh Bulsara, el nombre verdadero de Freddie. Primero llegó a la casa donde vivió toda su familia, May se notaba emocionado por estar ahí. Sólo se limitó a poner: Este es el edificio donde vivían Freddie y Kashmira cuando eran jóvenes. Toda una peregrinación”. 

Ver esta publicación en Instagram

 

ZANZIBAR !!! Stone Town. This is the building where Freddie and his sister Kashmira lived when they were young. A pilgrimage !!! Bri

Una publicación compartida por Brian Harold May (@brianmayforreal) el

Después, llegó a la escuela donde el ícono tomó sus primeras clases; no solo formales, como matemáticas y ciencias, también ahí recibió sus primeras enseñanzas de música y de piano. Brian aquí se aventó un comentario que nos sacó la lagrimita“Logramos rastrear muchos de los pasos de la infancia de Freddie. Esto es algo que soñé hacer durante muchos años. Me agrada compartir esto con ustedes, amigos”. 

La verdad es que es muy enternecedor que después de tantos años del fallecimiento de Mercury, para ser precisos en 1991, el legendario guitarrista recuerde a su viejo amigo con tanto cariño. Lamistad entre estos grandes de la música comenzó cuando ni siquiera se llamaban Queen, fueron presentados por un amigo en común.

Freddie se convirtió en un fanático empedernido de la banda que tenían May y Taylor, Smile, aunque decía que les faltaba algo para llegar al estrellato, él. Después de seguirlos por un buen rato, decidieron integrarlo como vocalista, el resto es historia. Recordemos este bello momento entre Brian May y Freddie Mercury en Sao Paulo, que les pondrá la piel chinita.