Chance The Rapper tomó su cuenta de Twitter para criticar algunos aspectos de Bright, la última película de Netflix, sobre todo la representación del racismo en la trama y su “poco profunda” manera de presentar un problema que es mucho más grande.

Resulta que desde que comenzaron a publicitar este filme, la producción original más cara de la plataforma de streaming con unos 90 millones de dólares de presupuesto, hablaron sobre su principal objetivo: representar las diferencias raciales en un futuro alterno donde en lugar de distinguir el color de la piel, se definen por razas divididas en humanos, orcos (que podrían representar a la sociedad afroamericana en la actualidad), hadas madrinas, hasta  elfos (las clases sociales más altas).

Ahora, Chance The Rapper, a través de varios tuits, dio su punto de vista sobre el tema y, una vez más, a Bright no le fue nada, nada bien.“Creo que su intento por ilustrar el racismo americano a través de criaturas mitológicas es poco profundo. #Brightmovie”, escribió el rapero haciendo referencia a las supuestas similitudes sociales entre los estos seres fantásticos y la realidad.

“Siempre me he sentido un poco engañado cuando veo en algunas películas algo de racismo simbólico porque el racismo generalmente proviene de una emoción humana o de la tolerancia, pero no de la ley o el sistema, como en la vida real. Los personaje en #Bright viven en una época donde el racismo ya no existe… porque ahora odiamos a los orcos”.

“Creo que la idea es que ellos (los orcos) están un escalón abajo de la raza negra. Lo cuál es la razón por la que el personaje de Will, el policía mexicano y el orco tienen esa conversación en la calle”, respondió Chance a un seguidor que comentó una de sus publicaciones…

Así, con la crítica de Chance The Rapper, se suma un puntito a las críticas negativas que ha recibido Bright desde su estreno mundial hace menos de una semana. Y porque una no es ninguna, David Ayer va con su segundo fracaso en críticas después de Suicide Squad. Quizá deba dejar de lado la fantasía y centrarse en la realidad histórica, y no lo decimos nosotros sino el éxito de Fury en 2015. Sólo decimos.