Cuando vemos al líder y vocalista de Coldplay, Chris Martin, tocando en vivo o presentándose públicamente pensamos que es un ser de luz que vino a la tierra para llevar el mensaje de paz y amor de sus canciones a todo el mundo, aunque a veces esa percepción que tenemos del músico puede ser algo completamente diferente, sobre todo si lo andan hostigando en la calle y pidiéndole autógrafos en el momento menos indicado. 

Resulta que hace unos días captaron a Martin por las calles de Los Ángeles saliendo de una gala benéfica en el Hollywood Palladium, ya saben, lo normal para un músico como él. Como a muchos artistas y famosos, al cantante de Coldplay ya lo estaban esperando a la salida algunos fans (y caza autógrafos) para pedirle que firmara algunos artículos, como discos, pósters, playeras y cualquier cosa que se les ocurra relacionada con la banda en la que toca.

De acuerdo con TMZ, Chris Martin no la estaba pasando bien, pues en lugar de sonreír y atender a cada uno de los fanáticos que tenían plumón en mano, el artista británico se volvió loco y les pidió a todos que le mostraran algo de decencia, pues según él toda las cosas que firma terminan siendo vendidas en internet. Por si esto no fuera suficiente, Chris también se sentía afligido por la actuación que había hecho en la gala, pues dijo que no había sido tan buena y la calificó como ‘de mi3%da’. Pueden ver el video dando click justo POR ACÁ

Después de este trago amargo (y luego de que le bajara la espuma a su chocolate), Chris recapacitó un momento y terminó por cumplir los deseos de todos los fans, pues le firmó a algunos afortunados los objetos que traían, para más tarde salir corriendo del lugar.

Martin no es el primer músico –ni el último–al que hemos visto con esta clase de problemas con los fans, pues hace algunos años el líder de Queens of the Stone Age, Josh Homme, tuvo una bronca similar y que incluso terminó en una  demanda contra el guitarrista después de que presuntamente agrediera verbal y físicamente a un coleccionista que buscaba su autógrafo. Ahora sí que a Chris Martin lo sacaron de su place.