Cinco discos de Jack White para escuchar por su cumpleaños 42

Tal vez no lo conozcan por su nombre de pila John Anthony Gillis, pero seguramente lo conocen por su nombre artístico: Jack White, el genio de Detroit que al inicio de la década de los dos miles, formó parte con The White Stripes, de toda una generación de bandas que definieron el sonido del inicio del milenio, junto a bandas como The Strokes, Yeah Yeah Yeahs, The Libertines, Interpol, Vampire Weekend, Arctic Monkeys y muchas más.

Después de tocar en distintas bandas de la escena underground de su natal Detroit, lo cual combinaba con su verdadero trabajo de tapicero, Jack White formó junto a su esposa Meg White, el grupo que los lanzaría a la fama, que contrario a lo que muchos piensan, no eran hermanos ni nada parecido, pero al casarse el buen Jack decidió llevar el apellido de ella y a comenzar a hacer música con su primer banda, que usaban tanto su vestimenta como en el arte de sus discos tres colores: blanco, negro y rojo.

Cuando la banda anunció su separación, en realidad fue el comienzo de una serie de distintos proyectos en los que White se involucraría, dejando de lado el ego y fusionando su talento junto a otros grandes músicos dando como resultado a The Raconteurs, The Dead Weather, y ya hasta el último, su proyecto solista, todos con resultados sorprendentes. Hoy, este genio cumple 42 años de vida, y para celebrarlos como se debe, les presentamos los cinco discos de bandas y proyectos de Jack White para escuchar por su cumpleaños.

White Blood Cells – The White Stripes

Arrancamos con el disco que marcó definitivamente a The White Stripes, ya que a pesar de que habían lanzado otros dos discos, el White Blood Cells del 2001 fue el que los catapultó definitivamente a la fama en gran medida gracias a su canción “Fell in Love with a Girl” incluída en este álbum y al que le hicieron un magnífico video dirigido por Michel Gondry. Pero también la crítica especializada comenzó a voltear a ver a este dúo que siguió con su garage rock, pero dejando de lado sus raíces blueseras, para entrar con un sonido más sucio y hasta primitivo, pero lleno de rock and roll puro. Ah, y la portada del disco es increíble.

Elephant – The White Stripes

No bueno, pero si hablamos de discazos de Jack White que tienen que escuchar, éste es uno de ellos. Elephant, es el álbum que consagró a The White Stripes, porque nos dejó canciones clásicas, de esas que se convierten en himnos, empezando por “Seven Nation Army” que hasta en los estadios de futbol es entonada. Lo más impresinante de este álbum, es que el grupo desmostró que a pesar de ser un dúo, sonaban como si fueran una orquesta, y nos regalaron uno de los discos de la década, del milenio. Joya.

Broken Boy Soldiers – The Raconteurs

Antes de que terminara su etapa con The White Stripes, White decidió darse un respiro y se juntó con otros grandes músicos para formar el supergrupo The Raconteurs, que reunía a Jack Lawrence y Patrick Keeler de The Greenhornes, así como a Brendan Benson que contaba con una carrera como solista, para regalarnos su maravilloso primer disco titulado Broken Boy Soldiers, que es de esos discos que cada una de las canciones vale la pena, ninguna tiene desperdicio. Pasan de melodías lentas y melosamente bellas, hasta atascados solos de guitarra y frenéticos golpes en la batería. En serio, de principio a fin es buenísimo.

Horehound – The Dead Weather

Ya con The White Stripes oficialmente separados, Jack White se suma a otro supergrupo de forma casi fortuita, ya que durante la gira para Consolers of the Lonely el segundo álbum de The Raconteurs, se enfermó de bronquitis y era Alison Mosshart de The Kills, quien lo reemplazaba en los shows, y de ahí nació química entre los dos y formaron The Dead Weather, junto a Jack Lawrence de The Raconteurs y Dean Fertita de Queens of the Stone Age. En esta ocasión White dejó la guitarra para irse a la batería, pero con unos resultados sosrprendentes, los cuales se perciben mejor desde su primer disco, Horehound.

Blunderbluss – Jack White

Todos lo esperábamos. Despues de tocar con diferentes bandas, muchos fans del trabajo de White nos preguntamos, ¿y el disco solista, apá? Y fue al fin en el 2012 que éste llegó. Blunderbluss fue resultado de una casualidad: mientras Jack esperaba a RZA del Wu-Tang Clan para grabar una sesión en el estudio, éste no pudo llegar y para hacer un buen uso del lugar y los músicos que ya estaban ahí, comenzó a tocar sus propias canciones que llevaba guardadas, y así nació el disco. Del primer disco de Jack White en su etapa solista que sólo se puede decir que realmente suena a Jack White, es la combinación y la cumbre de todo lo que nos había mostrado anteriormente con todas sus bandas, que además toca en vivo con dos diferentes grupos, una compuesta por puras mujeres, y otro de puros hombres. Después lanzó Lazaretto que es otra joyita que también tienen que entrarle, es el pilón de esta lista. Genio, Jack.