Por: Raúl Ramírez

A sólo horas de anunciar su nuevo disco “Sad Happy” que estará disponible en marzo del 2020 y de estrenar su nuevo sencillo “Jacqueline” en una radio inglesa y que momentos más tarde lanzaron en todas sus plataformas digitales, Circa Waves se presentó en el Plaza Condesa en un concierto bastante enérgico.

Después de haber pospuesto su gira por Estados Unidos y México programada inicialmente para mayo y junio del presente año, más de medio año después nos tocó verlos una vez más en nuestro país y por fin, en un show solitario. Pero en esta ocasión con el final de su gira de promoción de “What’s It Like Over There?”, álbum que lanzaron en abril de este año.

9:16 pm y con un intro extendido “Wake Up“, nos demostraron que venían a darlo todo desde un inicio, y sí, la gente no se hizo esperar para gritar y saltar. “Fossils” de su primer material larga duración fue lo mismo, sin duda estos chavos de Liverpool nos querían dejar sin aliento desde sus primeros minutos en el escenario, para la parte final de esta canción Kieran Shudall, le dijo al público (dentro de sus posibilidades) que se agacharan, para en cuánto él dijera “Go!” todos empezaran a brincar, tal alto como pudieran.

Foto: Óscar Villanueva

Con un “Kiss me in a dream scene…” por parte del vocalista inició “Movies” primer sencillo que soltaron de su último disco, era momento de agarrar un poco de aire, pues es una canción un poco más tranquila a las dos anteriores pero sin duda un sencillo para bailar y mover la cabeza de lado a lado.

El frontman soltó un “Mexico City” con acento inglés, mismo que fue respondido a gritos y aplausos, “creímos que no lo lograríamos (refiriéndose a que su vuelo de había retrasado y por poco no llegaban a nuestro país), pero aquí estamos, y vamos a pasarla bien” completó, Sam Rourke, el bajista.

Foto: Óscar Villanueva

Era momento de saltar con “Get Away”, y fue entonces cuando El Plaza Condesa se convirtió en un Pub Inglés donde tu banda favorita toca un show secreto e íntimo, eso fue. “Times Won’t Change Me”, “Stuck”, “Sorry I’m Yours” y “Stuck In My Teeth” fueron otros hits que figuraron en el set de Circa Waves, en su primera presentación en solitario en nuestro país.

Fue entonces cuando Mr. Shudall nos dijo “esta canción no la hemos tocado nunca, nunca en vivo“, entonces ya sabíamos de lo que se trataba, era “Jacqueline“, la canción que acaban de lanzar apenas esa mañana y que sin duda fue una canción muy bien aceptada por el público. Algunos ya la conocían y hasta el coro cantaban, pues no está tan difícil “Jaaacquelineee Oooh, Jaaacquelineee Oooh“.

Foto: Óscar Villanueva

“Lost It”, “Saviour” que la verdad sonó bastante potente en vivo, fue lo que dio entrada a uno de los momentos más altos de la noche, con ese riff pegajoso y ya característico de la banda, con la batería reforzando dicho riff de guitarra empezó “Goodbye” canción que sin duda es para brincar con el puño en alto, fue entonces cuando Kieran pidió al público que se abriera la pista para hacer un Wall of the Death, obvio dentro de lo que se podía y cuidándose los unos a los otros, era ahí, uno de los momentos donde tenían que demostrarle a la banda de Reino Unido, el porqué México tiene una de las audiencias más apasionadas en el mundo.

Con la gente llena de energía, soltaron “Fire That Burns” otra canción que sin duda tenía que estar en el set de esta noche. Con esa canción fue que terminó la primera parte de su set, cuando la banda se retiró del escenario la audiencia no se dejó esperar para soltar el ya típico “Olé!, Olé!, Olé!, Olé!, Circa!, Circa!” la energía con la que se había quedado el público era notoria, pues necesitaba más.

Foto: Óscar Villanueva

Minutos después la banda regresó ovacionada por el público, comenzó a sonar “The Way We Say Goodbye“, momento íntimo y cursi de la noche dónde debías abrazar a tu acompañante, digo, no todo tenía que ser brincos y gritos, pero, sabíamos que faltaba una canción, LA CANCIÓN, dónde nuevamente le tocaba demostrar al público de lo que está hecho México, y así fue. Kieran empezó a tocar los primeros acordes de “T-Shirt Weather” y todos ya sabían lo que se tenía que hacer, darlo todo, pues era el final del concierto, pero no por eso esto tenía que bajar la energía que ya había tomado este show.

Foto: Óscar Villanueva

A media canción vimos como Colin Jones dejó el set de batería y vimos a una persona extraña tomar su lugar, era el baterista de Milk, uno de los actos teloneros, señalándolo y con un “this guy” de Kieran, volteó al público y “It’s going to be ok… It’s going to be ok… It’s going to be ok…” el Plaza retumbaba de los fans coreando la canción, sin duda un momento que tanto los fans como la banda de Reino Unido recordará, y esperemos eso los haga querer volver pronto a nuestro país.

Con un set algo corto (apenas 75 minutos de duración) para tener tres materiales discográficos, pero muy variado y hasta con una canción que apenas habían estrenado, la gente quedó bastante contenta con el show que sin duda quedará en el recuerdo de los asistentes.

:::SETLIST::::

Wake Up
Fossils
Movies
Get Away
Times Won’t Change Me
Stuck
Sorry I’m Yours
Stuck In My Teeth
Jacqueline (tocada por primera vez en vivo)
Lost It
Saviour
Goodbye
Fire That Burns

:::ENCORE:::

The Way We Say Goodbye
T-Shirt Weather

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook